Cuidadores

Llega a España el robot de cuidado geriátrico de Toyota

hsr-toyotaLos robots de asistencia a humanos serán de vital importancia en países como España o Japón con poblaciones en proceso irreversible de envejecimiento.

Toyota lleva años desarrollando una gama amplia de dispositivos robóticos, de diversas formas y con múltiples objetivos. Desde sus comienzos con tecnología de brazos robóticos, la firma nipona se prepara para ir más allá en las fábricas con el antropomorfizado THR3 y para dar el salto al mercado doméstico con el robot especializado HSR.

Es el propio HSR —siglas de robot de asistencia a humanos en inglés— el que se pudo ver durante el Congreso Internacional de Robots y Sistemas Inteligentes (IROS) en Madrid la semana pasada. Un robot diseñado para asistir en hogares, residencias y clínicas con tareas del cuidado, capaz de transportar objetos a pacientes o de ayudar en las labores del hogar, HSR lleva un tiempo siendo utilizado en residencias y salas hospitalarias de Japón, Estados Unidos y otros países para ayudar con tareas básicas.

Su desplazamiento se realiza a través de un set de ruedas y rodamientos inferiores, que le permiten operar en todas direcciones, pero solo en superficies planas con inclinaciones muy leves o nulas. HSR de momento no puede cambiar de piso sin un ascensor o medidas de accesibilidad adaptadas, algo que no es un problema porque suele “habitar” lugares donde las rampas de acceso son ubicuas.

Sus 37 kilogramos de peso y hasta 135 centímetros de altura, con un aspecto nada intimidante, ayudan a HSR a mantener una naturalidad en su trabajo diario. Con sus múltiples sensores y cámaras es capaz de encontrar una ruta concreta para llevar a cabo su tarea mientras evita obstáculos o personas con las que se cruce por los pasillos.

Su brazo robótico es firme pero delicado, le permite abrir puertas de todo tipo y desplazarse de forma silenciosa a las habitaciones de los pacientes para no interrumpir su descanso. Su brazo es gentil y tiene varios sensores capaces de notar la presión externa por si un humano quiere cambiarlos de posición. Es capaz de transportar objetos pequeños con su brazo que el operador le indique que con un simple toque en la pantalla de control remoto.

Esa pantalla, y el juego de cámaras y sensores que la rodean, es su principal puerta al mundo y también la vía de comunicación con los pacientes para el HSR y sus operadores. Permiten desplazarse por múltiples pisos de un hospital de forma remota para mantener bajo monitorización constante todas las habitaciones en caso de ayuda urgente, por ejemplo.

Toyota aún tiene mucho camino por recorrer con el HSR, muchas funciones que pueden ser añadidas en el futuro a este robot y los que lleguen posteriormente. Para el año 2050 el 22% de la población mundial tendrá más de 60 años, un futuro donde las labores de cuidado geriátrico serán más amplias y necesitadas de soporte. En su Japón nativo precisamente, se estima que para ese mismo año el 27% de la población tenga un 65 años o más, solamente superado por España, donde la cifra se estima que alcance el 30% con 13 millones de ciudadanos de 65 años o más, y 4 millones de más de 80 años. Ante esta bomba de relojería demográfica, los robots de asistencia como el HSR serán la primera línea de soporte y ayuda para mantener cuidados y en buenas condiciones a esta parte de la población.

Toyota no está sola en este segmento, ni mucho menos. Otras opciones en la punta de flecha innovadora son RIBA (robot de asistencia corporal interactiva por sus siglas en inglés) es un robot capaz de transportar humanos en sus brazos de forma gentil, para moverlos de una cama a otra, ayudarse a levantar o incluso pasar de la silla de ruedas a la cama. Desarrollado por un consorcio japonés y con un aspecto específicamente reconfortante, puede ser la semilla de otros robots de atención geriátrica.

 

 
Fuente: La Vanguardia
 

El binomio paciente-cuidador, en el centro de atención de las jornadas nacionales organizadas por CEAFA

PonentesJornada Alzheimer #ConCienciaSocial organizada por CEAFA en Valladolid

  • Alicia García Rodríguez, Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León: “El Alzheimer es actualmente el paradigma de la dependencia”.
  • Jesús Rodrigo, CEO de CEAFA: El Alzheimer es un problema sociosanitario y, por lo tanto, una prioridad pública para las administraciones e instituciones”.
  • Domingo Aceves, Vicepresidente de AFACAYLE: “Para poder poner en marcha acciones, debemos conocer la realidad a la que nos enfrentamos, por eso es tan necesario el censo de pacientes”.
  • Raúl García, Tesorero de AFACAYLE: “Necesitamos esta Política de Estado para poder defender los derechos de las personas con la enfermedad de Alzheimer y sus cuidadores-familiares”.

Siguiendo con el desarrollo de las jornadas que la Confederación Española de Alzheimer está organizando durante este mes de noviembre con el título Alzheimer #ConCienciaSocial por diferentes ciudades españolas, hoy le tocó el turno a Valladolid. En esta ocasión, la Jornada estuvo organizada por la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Alzheimer de Castilla y León (AFACAYLE) y se celebró en el Palacio Conde Ansúrez.

EL objetivo principal de las jornadas es conseguir concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de un abordaje integral del Alzheimer.

La jornada fue inaugurada por Alicia García Rodríguez, Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Carvajal Gil, Presidenta de AFACAYLE y Raúl García Portillo, Tesorero de AFACAYLE y Vocal de CEAFA.

La Consejera Alicia García Rodríguez, agradeció a todos su presencia y destacó que “todos tenemos claro que el Alzheimer es una enfermedad devastadora no solo para el paciente sino para todo su entorno. Tenemos que concienciar a toda la sociedad y es muy importante que la administración se sume y participe, que escuchemos al movimiento asociativo y a las familias. Para las administraciones publicas es una obligación escuchar y reforzar los mensajes y el trabajo que están realizando las asociaciones. Nadie conoce mejor las necesidades de los enfermos de Alzheimer que las asociaciones, que son un ejemplo de compromiso y sacrificio por los enfermos, por sus familiares y por la sociedad.”

La Consejera concluyó su intervención, recordando “el Alzheimer es actualmente el paradigma de la dependencia. Y quiero reafirmar y manifestar el apoyo de la Junta de Castilla y León para dos iniciativas que consideramos prioritarias: el desarrollo del censo de pacientes de Alzheimer de Castilla y León, y al Plan nacional de Alzheimer, donde se tiene que tener en cuenta a todos los agentes y que sea un Plan transversal. Queda mucho camino por recorrer, pero la Junta de Castilla y León va estar siempre al lado de CEAFA, AFACAYLE y todo el movimiento asociativo.”.

El binomio paciente-cuidador en el centro de interés del nuevo modelo de atención sociosanitario

Jesús Rodrigo, CEO de CEAFA explicó cómo desde CEAFA se trabaja para considerar el tratamiento del Alzheimer de una forma específica. “El Alzheimer, ha dejado de ser un problema familiar y ha pasado a ser un problema social. Por eso es un problema sociosanitario y por lo tanto una prioridad pública para las administraciones e instituciones. Tenemos que hacer entender a las administraciones y la sociedad que actualmente el Alzheimer es el paradigma de la dependencia y representa un nuevo escenario de identidad. Hay elementos claves que nos diferencian del resto de discapacidades, y desde CEAFA estamos manejando cinco palabras vinculadas con la especificidad del Alzheimer: dependencia, sociedades no excluyentes, binomio paciente-cuidador, transversalidad e integración sociosanitaria”.

«No debemos permitir que se olvide que el Alzheimer es una responsabilidad institucional. Todo el tejido asociativo encabezado por CEAFA colabora, pero le tenemos que recordar a la administración que el Alzheimer es una enfermedad que tiene que tener una identidad propia y debe tener un tratamiento diferenciado”, concluyó Jesús Rodrigo en su intervención.

Desestigmatizar a las personas con la enfermedad de Alzheimer

Por su parte, Ainhoa Etayo, Responsable de Área de Atención Asociativa de CEAFA, explicó como desde la Confederación se trabaja para conseguir el empoderamiento de las personas con la enfermedad de Alzheimer “y hemos promovido la creación del PEPA, Panel de Expertos de Personas con Alzheimer, formado por personas en primeros estadios de la enfermedad. Queremos desestigmatizar a las personas con la enfermedad y normalizarles. Los componentes del PEPA tienen tareas de representación, reivindicación y defensa. Queremos reforzar la figura de la persona afectada”.

Etayo comentó que “debemos escuchar a las personas con Alzheimer y a CEAFA nos gustaría impulsar la creación de los PEPAS autonómicos, para seguir aprovechando sus aportaciones y dar voz a las personas con la enfermedad de Alzheimer”.

Censo de pacientes: saber el alcance para poder actuar

Domingo Aceves, Vicepresidente de AFACAYLE, puso en evidencia “la necesidad de un censo de pacientes, porque tenemos que saber a quién tenemos que tratar, dimensionar el alcance, ver la realidad de este problema sociosanitario, y una vez que lo conozcamos, podremos diseñar realizar y poner en marcha acciones y soluciones para los enfermos y sus cuidadores”.

Aceves destacó una serie de datos que deben ser objeto de atención, como por ejemplo que “el 10% de la población de España está afectada directa o indirectamente y todos los indicadores hacen pensar que esto va a ir a más. Cada diez años se duplican los números de la enfermedad. Hay planes nacionales en 13 países europeos, y estamos trabajando para que en España tengamos un plan nacional de Alzheimer cuanto antes”.

El Plan Nacional de Alzheimer, pendiente de aprobación

Por último, Raúl García, Tesorero de AFACAYLE y Vocal de CEAFA resaltó que “cuando se lleve a cabo va a ser la base de la Política de Estado de Alzheimer. Por eso es tan importante sacar adelante cuanto antes el Plan Nacional de Alzheimer, porque con el Alzheimer nos estamos enfrentando a uno de los mayores retos sociosanitarios existentes y debemos establecer un marco de actuación. Estamos en manos de la administración”.

García destacó una serie de necesidades para llegar al Plan Nacional de Alzheimer.  “La Política de Estado debe ser general, integradora, transversal, global y centrada en el binomio paciente-cuidador. Y necesitamos esta Política de Estado para poder defender los derechos de las personas con la enfermedad de Alzheimer y sus cuidadores-familiares”.

La Jornada fue clausurada por Milagros Carvajal, Jesús Rodrigo y Mª Ángeles Cantalapiedra, Gerente Territorial de Servicios Sociales de Valladolid de la Junta de Castilla y León, quienes agradecieron a los presentes su asistencia. MªAngeles Cantalapiedra reafirmó el compromiso por parte de la Junta de Castilla y León tanto con AFACAYLE como con CEAFA para poner en marcha los diferentes proyectos que se quieren realizar en la comunidad y para reclamar la necesidad del Plan Nacional de Alzheimer y trabajar con el censo de pacientes.

La Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) es una entidad que agrupa a más de 300 Asociaciones de Familiares y que representa los intereses y necesidades de los más de 4,8 millones de personas que conviven en España con la enfermedad de Alzheimer y otras Demencias (incluyendo también a los familiares cuidadores). El Alzheimer representa más del 60% de la dependencia en nuestro país, y supone un coste anual de 35.000 millones de euros.

Igualdad regula la habilitación de profesionales de recursos de atención a la dependencia para garantizar el empleo y la calidad de los servicios

dependenciaLa Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha regulado, a través de una orden, el procedimiento para obtener las habilitaciones de las categorías profesionales de auxiliar de ayuda a domicilio, cuidador o cuidadora, gerocultor o gerocultora y auxiliar ocupacional de los centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) de la Comunitat Valenciana.

Tal y como establece la Ley de Dependencia, corresponde al Consejo Territorial del SAAD la fijación de criterios comunes sobre acreditación de centros, servicios y entidades para garantizar la calidad de la atención que ofrecen, siendo competencia de las respectivas administraciones realizar la legislación, reglamentación y ejecución procedente.

De acuerdo a la Ley, y en este sentido, el Consejo Territorial del SAAD publicó en diciembre de 2017 un acuerdo con medidas como la habilitación excepcional de personas con experiencia demostrada y la habilitación provisional para aquellas que no cumplan con el requisito de experiencia establecido.

Para el cumplimiento de este acuerdo que pretende garantizar la estabilidad en el empleo y la calidad en la atención a las personas en situación de dependencia, la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha publicado una orden en la que se establece el procedimiento para habilitar a trabajadores que no cuenten con la acreditación oficial de la cualificación correspondiente a su categoría profesional en el ámbito de la Comunitat Valenciana.

Así, los auxiliares de ayuda a domicilio, los cuidadores o cuidadoras, gerocultores o gerocultoras y auxiliares ocupacionales que hayan prestado servicios de atención domiciliaria, atención diurna o atención residencial en centros y servicios acreditados por el SAAD, podrán obtener una habilitación excepcional o provisional de acuerdo a los requisitos establecidos en la normativa.

La habilitación excepcional se otorgará a dichos profesionales que no tengan la acreditación oficial de cualificación profesional de su categoría y hayan desempeñado con anterioridad al 1 de enero de 2018 las funciones correspondientes a esos puestos en centros o servicios acreditados. La experiencia laboral acumulada será de al menos 3 años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en los últimos 12 años.

Por otro lado, la habilitación provisional se establece para aquellos profesionales que sin tener la acreditación oficial de cualificación no alcancen la experiencia laboral para solicitar la habilitación excepcional. En este caso, los solicitantes deberán comprometerse a participar en los procesos de evaluación y acreditación de la experiencia laboral o a realizar la formación vinculada a los correspondientes certificados de profesionalidad o títulos de formación profesional antes del 1 de enero de 2023.

Los procedimientos de habilitación excepcional y provisional de auxiliares de ayuda a domicilio, los cuidadores o cuidadoras, gerocultores o gerocultoras y auxiliares ocupacionales se iniciarán con la presentación de la solicitud y la documentación acreditativa por parte del interesado. El plazo para ello finaliza el próximo 31 de diciembre.

Fuente: NOTICIASDE

Un total de 5.275 cuidadores no profesionales atienden a los 19.560 dependientes onubenses

psoe-ana-perezLa senadora por el PSOE de Huelva, Ana Pérez, destacó ayer «el interés» del nuevo Gobierno central por recuperar los derechos de las cuidadoras no profesionales de la Ley de Dependencia. En concreto, el número total de cuidadores no profesionales se eleva a 5.275 en Huelva.

De este modo, Pérez resaltó que las medidas a desarrollar «vendrán a poner en práctica la filosofía política del PSOE, que es el sumo cuidado de los derechos más elementales, el rescate de las personas que peor lo pasan y la transformación del sistema sanitario y social, para alcanzar de verdad a toda la población, sea cual sea su condición, como se viene haciendo en Andalucía».

Una de las medidas a adoptar y que dependen exclusivamente del Gobierno central será la recuperación de las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras no profesionales de la Ley de Dependencia. El 90% son mujeres y se verán beneficiadas unas 180.000 personas.

Concretamente, en Huelva hay en estos momentos 19.560 prestaciones de diferentes grados de dependencia. El número total de cuidadores no profesionales se eleva a 5.275, por lo que estas son las personas que se beneficiarán de las cotizaciones a la Seguridad Social. En este sentido, en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y de 2020 se pretende recuperar la financiación del nivel mínimo de dependencia fijado con anterioridad en el Real Decreto Ley 20/2012. Así, se atiende al pacto estatal por la dependencia que se firmó en 2016 y se da una respuesta a las conclusiones del informe de la comisión de análisis de personas dependientes conocido el año pasado. Se recuperará igualmente el marco de cooperación con las comunidades autónomas.

Fuente: Huelva Información

Elorrio forma a una veintena de migrantes que cuidan a personas mayores dependientes

elorrioSon sólo una veintena pero representan a la mayoría de las mujeres empleadas en el ámbito del cuidado de personas mayores con dependencia. Se trata de inmigrantes, la mayoría de ellas latinas, que se hacen cargo de la atención de este sector de población en Elorrio. El Ayuntamiento de la villa ha tratado de ayudar a este grupo dotándole de una serie de «conocimientos previos y profesionales en el ámbito sanitario».

Tanto la alcaldesa, Idoia Buruaga, como la concejala del área de Igualdad, Aratxu Uriarte, aseguraron ayer que, «aunque para muchas y muchos sean invisibles, la labor que hacen es indispensable para todas y todos nosotros. En ciertos casos las condiciones laborales que tienen no suelen ser las más idóneas, y en otros, los conocimientos previos en el ámbito sanitario no son muy grandes. Por ello, hemos tratado de ayudarlas, por que si ellas se empoderan ganamos todas y todos».

El curso ‘No hay vida sin cuidados’ fue puesto en marcha en abril por el Ayuntamiento en colaboración con Osakidetza, Kainabera, ElorriLore, Cáritas o Cruz Roja, Las veinticinco horas de formación distribuidas en diez sesiones concluyeron con la entrega de diplomas esta semana. «Han mostrado un gran interés por tratar de formarse y mejorar tanto profesionalmente como personalmente», detallaron responsables municipales a través de un comunicado de prensa.

Un 21,6%, más de 65 años

Estas mismas fuentes informaron que la mayoría de las participantes han sido latinas, perfil de las migrantes que se dedican al cuidado de personas mayores dependientes en Elorrio. La villa, según recoge el Instituto Vasco de Estadística, cuenta con una población de personas mayores de 65 años que ronda en torno al 21,6%. Aunque se desconoce, sin embargo, el número que mujeres que se encarga de ayudar a este sector que presentan algún tipo de dependencia, desde el Ayuntamiento indican que realizan su actividad laboral muchas veces en condiciones de soledad, aislamiento social, y sin conocimientos.

Fuente: El Correo

El 30% de cuidadores dedica más de 10 horas diarias a asistir a sus familiares

cuidado-paliativo-adulto-mayor-3Cerca de un tercio de las personas con autonomía limitada requiere apoyos durante más de doce horas día tras día. Siete de cada diez hogares indican que la situación aumenta sus gastos y seis de cada diez, que los asumen sin ayudas.

Jornadas maratonianas de atenciones, necesidades de asistencia no siempre satisfechas y gastos extraordinarios asumidos en demasiados casos sin ayudas forman parte de la radiografía de la dependencia dibujada por el Instituto Galego de Estatística en la tercera oleada del capítulo específico sobre limitaciones de la autonomía personal y su impacto en el día a día de los hogares. La estadística se apoya en las respuestas de personas que se autoclasifican en situación de dependencia o que cuidan, de forma no remunerada, a otros con necesidades de apoyo y es por tanto ajena a los datos oficiales sobre el despliegue de la ley de dependencia, que al cierre de 2017 cuantificaba en la Comunidad más de 67.000 demandantes con derecho a prestaciones, más de 55.000 de ellas con apoyos en activo con cargo al sistema.

Algo más del 30% de las personas que cuidan a familiares en situación de dependencia afirman que las labores de asistencia le ocupan más de 70 horas semanales (más de diez horas por jornada). Para otro 29% los cuidados absorben entre 30 y 69 horas a la semana y el 40% restante se reparte a partes iguales entre quienes dedican menos de quince horas semanales a la atención y quienes se mueven entre 15 y 29. La exigencia horaria es menor entre las personas que, sin retribuciones de por medio, prestan asistencia a terceros con los que no guarda ningún vínculo familiar.

Y es que la necesidad de cuidados es intensa y entre las personas que se autodeclaran como dependientes son mayoría (57%) las que afirman precisar apoyos siete o más horas por jornada, siendo más del 28% las que necesitan asistencia durante más de 12 horas diarias. El capítulo específico de dependencia incluido en la Encuesta Estructural a los Hogares de 2017 identifica asimismo cuáles son las actividades que más frecuentemente se ven obstaculizadas por las limitaciones en la autonomía personal de los encuestados: más del 90% no puede hacer frente sin apoyo de terceros a las tareas del hogar, planificar y gestionarlas compras y suministros del día a día o utilizar el transporte público. Ocho de cada diez aseguran precisar asistencia para asearse o lavarse y sólo uno de cada cinco puede vestirse sin ayuda de ningún tipo. El 77% afirma no sentirse capaz de gestionar su dinero sin supervisión y un porcentaje ligeramente superior necesita algún grado de ayuda (desde un simple acompañamiento hasta la asunción total de la tarea) para evitar peligros dentro de la vivienda como pueden ser cerrar el gas o no dejar fuegos encendidos. Más del 70% de las personas con dependencia subjetiva encuestadas aseguran también requerir apoyos en mayor o menor medida para pedir auxilio y, por ejemplo, realizar una llamada de emergencia. Un 3,6% de los encuestados en situación de dependencia dicen contar con menos horas de cuidados de las que necesitan, mejorando en casi medio punto el dato de 2011.

Más de cien mil hogares

En total, son 117.875 las personas que en 2017 se declaran en situación de dependencia en Galicia —un 25,06% más que en la lectura anterior, realizada en 2011—, que equivalen a un 4,4% de la población. Así, de la encuesta se extrae que el 10,15% de los hogares de la Comunidad —107.577 en total— cuenta con algún miembro con limitaciones en su autonomía personal, ligeramente por encima del 8,38% medido en la encuesta de 2011 y del 9,44% de la primera edición del estudio, correspondiente al ejercicio 2007. En cuanto al impacto en la economía familiar, el 72,15% de los hogares con personas en situación de dependencias aseguran que esta circunstancia se traduce en mayores cargas económicas, costes que el 59,84% aseguran asumir en solitario y que el 12,32% dicen afrontar con ayudas (cinco puntos menos que en la lectura de 2011).

En cuanto a la distribución de las tareas de cuidado en función del sexo, la encuesta específica del IGE sobre el impacto de la dependencia en los hogares refleja una tendencia a la compensación. En 2007, el 72,27% de las personas que estaban asumiendo el rol de cuidadores eran mujeres frente a un 27,73% de varones. Los porcentajes se aproximaron en 2011 a razón de 68,99-31,01 y la distancia se volvió a acortar en 2017 con un 62,76-37,24.

Fuente: ABC

Los mayores sevillanos, cada vez son más, más mayores y más vulnerables

mayores_sevillaA finales de enero agentes de la Policía Nacional rescataban a un anciano con avanzados síntomas de deshidratación e inanición que llevaba diez días sin poder moverse de la cama. Ocurrió en Jerez de la Frontera pero podría haber sucedido en Sevilla, donde se reciben unas diez llamadas cada día de personas que sufren caídas domésticas y no pueden levantarse. Sin ayuda de sus vecinos, de los servicios sanitarios o de las fuerzas de seguridad, estas personas seguramente morirían en su casa entre heces y orines.

En Sevilla viven sin más compañía que ellas mismas más de 71.000 personas mayores de 64 años, de las que el sesenta por ciento son mujeres. Un porcentaje significativo de ellas tienen algún tipo de dependencia, aunque la ralentización de las ayudas les impide a menudo disfrutar de las ayudas que les pueden salvar la vida en casos extremos como el de Jerez. Unas 310.000 dependientes están en lista de espera en toda España y cada cuarto de hora una persona fallece en nuestro país sin recibir la prestación a la que tiene derecho.

Sevilla, ciudad de mayores

En 1981 un 30 por ciento de los sevillanos tenía menos de 15 años; hoy, tres décadas y media después, casi el veinte por ciento de la población de la ciudad supera los 64. Sevilla ha pasado en pocos años de ser una ciudad joven a una ciudad de mayores. Sólo en los últimos diez años, esta franja de edad ha crecido hasta los 129.483 habitantes, de los cuales el 60 por ciento son mujeres. Son 18.000 más que hace diez años y ese envejecimiento progresivo va a seguir creciendo durante las próximas décadas por los avances de la medicina y la realidad demográfica, advierten los expertos.

Los hogares en los que viven personas mayores solas han pasado del 23 por ciento al 26,5 por ciento desde principios de esta década, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El porcentaje mayor de jubilados en soledad se concentra en Macarena, Cerro Amate y Distrito Sur, con un 36 por ciento del total de su población, mientras la tasa más baja se produce en Bellavista-La Palmera y Los Remedios, un barrio este último que ha experimentado un sorprendente proceso de rejuvenecimiento durante los últimos años.

Estas cifras han hecho saltar la alarma en Cáritas y los servicios sociales municipales. Además de la ayuda a domicilio, el delegado de Bienestar Social y Salud, Juan Manuel Flores, opina que hay que buscar «otros modelos habitacionales» diferentes a las residencias, cuya oferta de plazas públicas es muy inferior a la demanda.

Cualquier actuación pública en este campo se enfrenta, sin embargo a un parque de viviendas tan envejecido como el de Sevilla. Más de la mitad se construyó entre 1951 y 1980 y muchos de ellos son bloques sin ascensor. Los constructores no previeron que la población envejecería y que esos pisos se convertirían en cárceles para sus inquilinos.

Pisos-cárceles

De eso saben mucho los voluntarios de Cáritas, que visitan a muchos mayores de distintas zonas de la ciudad que no pueden bajar las escaleras de su bloque. «Están atrapados», comenta a ABC Pilar Galindo, técnica de esta organización sin cuya ayuda muchos mayores sevillanos a duras penas podrían sobrevivir.

«Tenemos muchos casos de mayores que tienen la relación rota con la familia, o que aun manteniéndola, por conflictos entre los hijos, no los atienden ni en el cuidado general de la vivienda ni en su higiene personal», asegura. A menudo los mayores necesitan los mismos o mayores cuidados que los niños. «Intentamos facilitar el aseo personal cambiando bañeras por duchas y evitar accidentes cambiando cocinas de gas por vitrocerámica, porque el tema del gas para calentar leche está resultando, en la práctica muy peligroso».

Para evitar frecuentes accidentes, desde esta organización se está tratando de financiar la compra de pequeños microondas que los mayores puedan utilizar para calentar leche u otros alimentos sin encender el gas. «Desgraciadamente no disponemos de recursos para atender más que una mínima parte de los casos que conocemos», reconoce Galindo.

Cáritas tiene un servicio de servicio de ayuda a domicilio que realiza en colaboración con la fundación Cardela Spínola de lucha contra el paro, que contrata a auxiliares formadas por la propia organización de la Iglesia. Por otro lado, las parroquias de cada barrio realizan actividades de manualidades, costura, farmacoterapia, ocio, manualidades, cuidados de la alimentación y de convivencia. «Hay tantos mayores abandonados sin recursos ni ayuda a dependencia que no damos abasto con nuestra ayuda a domicilio, aunque quien tiene que responder a esa realidad consideramos que es la Administración». ABC solicitó hace varias semanas al Gobierno municipal datos sobre su actuación en este campo pero no recibió respuesta.

Galindo, que trabaja a diario con los mayores en situación de riesgo, asegura que «sólo en casos muy puntuales el Ayuntamiento establece una ayuda a domicilio con carácter de urgencia» y que «los servicios sociales hacen lo que pueden pero su respuesta no está resultando efectiva».

Se mueren antes

Cáritas critica la ralentización de todos los proyectos con mayores por la ley de dependencia y que «suponen como promedio un año y medio de espera en el curso del cual algunos se mueren». Casos como el de Jerez no suelen darse en Sevilla porque funcionan la teleasistencia y los servicios de emergencias sociales, pero Galindo advierte que «no todos los mayores tienen teleasistencia».

Para su seguimiento se apoyan mucho en los vecinos de estos mayores «que nos da aviso de si hay algún problema, aunque ése no es un metodo infalible». Si ellos no lo advierten, podrían pasar horas y días en el suelo esperando a que alguien les rescate.

Cáritas también avisa de que el problema de la pobreza energética se ceba con estos mayores por su falta de recursos. «A los que podemos les ayudamos a pagar los recibos de la luz o la bombona, pero no podemos atender ni a una pequeña parte de las necesidades que detectamos», dice Galindo.

Cáritas dispone de unos 2.800 voluntarios en toda la provincia que participan en proyectos de convivencia para paliar también la soledad de estas personas. «Hay muchos casos en San Jerónimo, Pajaritos, Amate y San Pablo —cuenta—. y hay mayores que ingresan en los hospitales y que cuando le dan el alta ya no tienen condiciones físicas para volver a casa».

Galindo cuenta el caso de muchas viudas «con pagas mínimas, a las que les da un ictus y que pierden su movilidad. Otras tienen problemas respiratorios, de corazón, de azúcar y vemos a muchos matrimonios muy mayores, uno cuidando al otro. Y el cuidador también necesita ayuda, pero no la tiene», lamenta.

Fuente: ABC Sevilla

TIAGo, un robot semihumanoide que cuida a personas mayores y ayuda en las tareas domésticas

tiago-robotLocalizar las llaves o el móvil, dar las pastillas a la hora que toca o monitorizar las constantes vitales y el estado físico son algunas de las capacidades de TIAGo, un robot semihumanoide desarrollado por la empresa PAL Robotics en Barcelona que se está ensayando en media docena de hogares europeos para ayudar a personas mayores.

Según explicó Francesco Ferro, director general de la empresa, establecida en Barcelona, el ensayo está teniendo “una “aceptación muy alta” entre las personas mayores que lo están probando. TIAGo acompaña a las personas enfermas o dependientes a las que avisa, por ejemplo, sobre la hora de tomar las pastillas y comer, recomienda los platos más saludables y también puede llevar objetos y monitorizar las constantes vitales de los ancianos, enumeró la directora de comunicación de la empresa, Judith Viladomat.

El robot también es capaz de detectar objetos previamente marcados con una etiqueta especial, como las llaves o el móvil, y asistir a la persona a la hora de acostarse, como arroparla o ayudarla a subir a la cama, todo ello “para preservar la dignidad de la persona”, afirma Viladomat. “El robot permite a las personas mayores permanecer más tiempo en casa” en vez de tener que ir a un centro o residencia ya que alarga, de media, entre 2 y 3 años el tiempo de su autonomía, asegura Ferro.

En un evento del ciclo Human Hardware, organizado por Mazda Space en Barcelona, Ferro y Viladomat mostraron cómo funciona TIAGo y destacaron su “capacidad de interacción” con respecto a otros robots. TIAGo es un robot colaborativo, por lo que es “seguro, robusto y flexible” y “se adapta a diferentes tareas que puede desarrollar conjuntamente con un humano”, según Ferro. El usuario también puede enseñar al robot a desarrollar nuevas funciones porque es “muy fácil de programar ya que uno de los objetivos es que todo el mundo sea capaz de utilizarlo”, según sus creadores.

El precio de TIAGo varia entre los 20.000 y los 60.000 euros en función de sus componentes, pero Ferro subraya que “hay que bajar el precio de los robots para que todo el mundo pueda tener uno en casa”. “TIAGo nació bajo este concepto (según Ferro) ya que está previsto que la población mayor de 60 años se duplique en los próximos años en Europa”, uno de los motivos por los cuales la Unión Europea da fondos a los proyectos de robótica orientados a las tareas de cuidados.

Según Ferro, todos los hogares podrán tener un robot dentro de “tres y cinco años”. PAL Robotics apuesta por los robots semihumanoides, “con apariencia de máquina pero con rasgos fácilmente identificables por nosotros, como ojos o manos”, aclara Viladomat.

Fuente: El Ideal Gallego

Aidbot nacido para ayudar y cuidar a personas mayores

aidbotUna firma viguesa crea un robot para acompañar a personas mayores.

La principal línea de negocio de Ledisson es la programación de robots. Entre otras muchas, trabaja para las principales compañías de automoción del mundo, desde Mercedes a Porsche pasando por PSA o Volkswagen. La americana Tesla ha sido la última en rendirse al talento de sus profesionales, cuya edad media no supera los 25 años. «Sí, un grupo de chavales de Vigo y su entorno están en California programado las líneas de producción de los nuevos modelos de la marca», afirma el director de desarrollo de negocio, Francisco Calvo, que añade que tienen un segundo equipo en Finlandia, en este caso trabajando para el nuevo Clase A de Mercedes que se presentaba ayer.

Pero Ledisson también trabaja en interno, sin responder a demandas de terceros. Es en este contexto en el que se ha embarcado en el desarrollo de un robot ideado para acompañar a las personas mayores y, llegado el caso, ser la voz que advierta a los familiares o a los médicos que ha sufrido una caída, un desvanecimiento, una súbita subida de tensión…

Francisco Calvo explica que la idea surgió hace unos meses, tras asistir a un encuentro en el que participan también empresas especializadas en atención a ancianos. «Pensamos que podríamos dar respuesta no solo a algunos de los problemas que plantaban, sino a la dura realidad, cada vez más habitual, de personas que mueren solas sin que nadie se entere hasta días más tarde».

Así fue como surgió el embrión de Aidbot. Es el nombre con el que han bautizado al robot que están desarrollando, cuyo prototipo pretenden que vea la luz en verano. El proyecto va tomando forma de la mano de dos centros gerontológicos, el vigués Atendo y el pontevedrés Saraiva, ambos especializados en ofrecer cuidados personalizados. «Su experiencia es muy valiosa porque conocen muy bien las necesidades de los abuelos», señala Calvo.

Así, por ejemplo, en el caso de las residencias Aidbot puede ser un valioso aliado como vigilante. «Normalmente, hay una o varias personas que recorrer las distintas plantas y estancias periódicamente para comprobar que todo está bien. Es una tarea que puede hacer el robot, y como estará dotado de cámara y altavoces, podrá desde dar conversación a los mayores hasta hacer sonar la canción que les gusta».

Otra utilidad importante serán las terapias. Calvo explica que puede ser muy útil en caso de alzheimer porque proporcionará refuerzos tanto visuales como auditivos a los pacientes, a los que obligará a hacer los ejercicios que se programen.

La utilidad en casa, sobre todo para las personas que viven solas, no será menor. El hecho de estar conectado a Internet y disponer de cámara y micrófono permite interactuar en cualquier momento. Dispondrá además de reconocimiento facial. «Podrá desde reproducir las películas o canciones que nos gusten a decir qué tiempo hará pasando por recordarnos que es la hora de tomar tal o cual pastilla o que hemos dejado el fuego de la cocina encendido», señala Calvo. Aunque lo más importante, añade, es que permite estar en todo momento conectados con la familia o con el médico. Podrán estar monitorizados, y como el robot te sigue por la casa, alerta si se produce cualquier problema. «El botón de emergencia conecta directamente. No hace falta pulsarlo».

Una misión no menor de Aidbot será proporcionar compañía. Como se puede programar a demanda, puede compartir paseos con el usuario mientras conversan, ya que responde a casi cualquier pregunta. Lo que ya se sabe es que no será un producto barato.

Desarrollan una plataforma para interconectar todos los autómatas de cualquier fábrica

Las mentes de los 50 jóvenes profesionales que integran la plantilla de Ledisson están en constante ebullición. Uno de los últimos proyectos en los que se han embarcado es en el desarrollo de una plataforma que interconecte todos los robots de cualquier fábrica. El director de I+D+i de la empresa, Hugo Barreiro, es el ideólogo de la iniciativa que saben de antemano que se va a recibir con los brazos abiertos.

Las empresas de automoción, sus principales clientes aunque no los únicos, trabajan con autómatas no solo de diferentes fabricantes sino de diferentes generaciones y, por tanto, cada uno con su sistema propio. La plataforma diseñada por Ledisson permitirá que todos puedan estar conectados entre sí lo que, entre otras cosas, facilitará sobremanera el mantenimiento ahorrando tiempo y dinero, por no hablar del hecho de que permitirá alargar la vida de robots que se queden desactualizados. «Muchas empresas se sorprenden de lo que somos capaces de hacer», reconoce Hugo Barreiro.

Están especialmente enfrascados en el apartado de seguridad, vital en los entornos en los que han de convivir personas y máquinas. El proyecto es uno de los seleccionados en la última edición de la aceleradora de la automoción: Bussines Factory Auto. El objetivo es que antes de que remate el año la plataforma esté ya en fase de pruebas.

Los inicios de Ledisson se remontan al 2007, año en el que se constituye como una división de su empresas matriz especializada en robótica industrial. El pasado año superó los 2,5 millones de cifra de negocio.

Fuente: La Voz de Galicia

Etiquetas
@dependencia2_0
Las noticias de Dependencia Social Media