discriminación

BeTrAD: Un mejor tratamiento para los consumidores de drogas de edad avanzada

betrad-18-2Como parte del programa Erasmus+, el proyecto BeTrAD tiene por objetivo proporcionar a los profesionales y las organizaciones que trabajan en el ámbito de las drogodependencias, las instituciones geriátricas y las administraciones locales, herramientas y modelos de buenas prácticas, con el fin de ofrecer oportunidades para crear y mejorar los servicios para usuarios de drogas de edad avanzada.

El envejecimiento progresivo de la población en la mayoría de los países de la Unión Europea conlleva que las estructuras sociales y sanitarias se sometan a un proceso continuo de adaptación a este problema; sin embargo, la dependencia a sustancias psicoactivas todavía se asocia con los jóvenes.

“Es evidente que el número total y la proporción de personas con dependencia de las drogas, o con problemas asociados, ha aumentado durante las últimas décadas. Las personas mayores que consumen drogas son más propensas a sufrir las consecuencias sociales negativas de un consumo de drogas prolongado. Así, se han hecho estudios que demuestran que los consumidores de drogas de edad avanzada a menudo están excluidos socialmente y son aislados por la familia, los amigos y las redes sociales de apoyo.” (Casar et al., 2009; Nezet, et al. 2009).

Actualmente, sin embargo, existen pocos tratamientos o programas de atención especializada específicamente dirigidos a las personas mayores que consumen drogas, y los que hay no están preparados para responder adecuadamente a las necesidades de este colectivo; por lo tanto, se deben implantar servicios específicos (Beynon, 2009; Stöver, et al. 2012; Condrobs e.V., 2009).

En consecuencia, el tratamiento y la atención deben adecuarse a la tendencia actual, es decir, al acelerado envejecimiento de los consumidores de drogas, y dar una respuesta rápida.

Los profesionales de los servicios de atención a las drogodependencias han observado dichos cambios en la edad de los usuarios, y debe hacer frente a los problemas diarios que conlleva la derivación de consumidores mayores a servicios de atención adecuados.

En concreto, dentro del proyecto se desarrollan las siguientes acciones:

  • La evaluación de las políticas y de los servicios existentes dirigidos a las personas mayores que consumen drogas en Europa, proporcionará a los profesionales de los servicios de atención social y sanitaria, docentes, administraciones e instituciones académicas, información sobre la situación demográfica de cada país (datos demográficos sobre los consumidores de drogas), la evaluación de las condiciones de acceso a los servicios específicos, a los sistemas legales, sociales y de salud para este colectivo y la identificación de los programas y servicios actuales destinados a los consumidores de drogas de edad avanzada.
  • La recopilación de buenas prácticas, cuya finalidad es identificar y recoger ejemplos de las mejores prácticas en servicios específicos de atención a las personas mayores drogodependientes y modelos de buenas prácticas de colaboración entre los recursos de geriatría y de atención a las personas mayores.
  • La elaboración de una guía de buenas prácticas, disponible tanto en soporte digital como en papel, que facilite a los profesionales de los servicios sociales y de salud, las administraciones y las instituciones académicas un conjunto de herramientas para orientar el desarrollo, la implantación y la mejora de los servicios dirigidos a consumidores de drogas grandes.
  • Formación, basada en el contenido y la estructura de la guía de buenas prácticas y en los resultados obtenidos de la evaluación efectuada, de la evidencia científica y del análisis de las políticas llevadas a cabo. El currículum formativo diseñado servirá como modelo para llevar a cabo formación de ámbito nacional, y para que otras organizaciones puedan adoptarlo o extraer partes concretas con finalidades formativas.

Este proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea.

Fuente: FUNDACIÓN SALUD Y COMUNIDAD

¿Discrimina la inteligencia artificial discrimina a las personas mayores?

robot-chino-1024x463Mientras que la discriminación por sexo, raza u orientación sexual está ampliamente documentada, la discriminación por edad (edadismo) no recibe la misma atención.

La inteligencia artificial discrimina a la gente mayor, según investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) que han estudiado cómo los algoritmos, que afectan a la vida cotidiana de muchas personas, reproducen estereotipos y prejuicios sobre las personas mayores.

«Los algoritmos suelen caer en decisiones discriminatorias y en invisibilizar colectivos», han alertado las investigadoras de la UOC Andrea Rosales y Mireia Fernández-Ardèvol, expertas ambas en personas mayores y TIC.

Según estas expertas, mientras que la discriminación por sexo, raza u orientación sexual está ampliamente documentada, la discriminación por edad (edadismo) no recibe la misma atención.

«En muchos estudios no hay un control suficiente de la demografía de la muestra, se aplican ideas estereotipadas sobre el uso de las TIC en algunos colectivos, como en el caso de los ancianos, o hay limitaciones técnicas en los sistemas de medida que analizan variables», ha enumerado Fernández-Ardèvol.

Según esta investigadora, «en el grupo de población europea de 65 a 74 años el crecimiento del uso de la nuevas tecnologías de la información ha sido del 53% en los últimos 5 años».

Sin embargo, los sistemas inteligentes siguen proyectando tendencias basadas en criterios de uso de las personas más jóvenes.

Rosales y Fernández-Ardèvol presentaron en el XXXVI Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, que finalizó la pasada semana en Barcelona, los resultados de un estudio que evidencia este tipo de estereotipos y prejuicios presentes en el análisis y la explotación de los datos masivos o big data.

Entre los ejemplos de discriminación están las plataformas digitales, por ejemplo Facebook, donde, aunque ahora ya se ha corregido, al principio los usuarios no podían declarar una edad de más de 80 años.

«Los diseñadores pensaron simplemente que una persona tan mayor nunca estaría interesada en usarla», ha indicado Fernández-Ardèvol, que es codirectora del grupo de investigación Communication Networks & Social Change (CNSC) del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC.

La publicidad online tampoco se suele ajustar a las necesidades de un usuario mayor ya que «cuando una persona se registra en una plataforma digital y no ha declarado el sexo o la edad previamente, los algoritmos acaban eligiendo y mostrando un tipo de publicidad desacertada», según el estudio.

«Muchas veces las predicciones de edad que hacen los sistemas inteligentes para adaptar los anuncios al usuario son erróneas, y puede pasar, por ejemplo, que una persona de 50 años le aparezca publicidad sobre pruebas de embarazo dirigida a personas de 30 años. Probablemente, esta publicidad no es relevante para esta persona e, incluso, puede ser molesta», ha advertido Rosales.

La invisibilización de este colectivo también se produce en las ‘start-ups’ y en empresas de innovación digital, que basan sus servicios en la Inteligencia Artificial.

«Los sistemas de inteligencia artificial que se utilizan para recoger datos y analizarlos muchas veces obvian a las personas mayores», según las investigadoras, que ponen como ejemplo cuando se investigan los usos de los espacios públicos de una ciudad y se analizan los datos de los móviles que tienen el wifi encendido.

Estos datos proporcionan desde el tiempo que las personas tardan en atravesar una calle por un semáforo hasta el tiempo que necesitan para subir las escaleras del metro.

Pero en el análisis de estos estudios no se tienen en cuenta minorías como las personas mayores que o bien no tienen wifi en el móvil o bien, si lo tienen, lo llevan siempre apagado, concluyen las investigadoras.

Fuente: Expansión

Mireia Belmonte y Teresa Perales se lanzan a la piscina por la inclusión

03• Las dos nadadoras ejercieron de capitanas en una competición de natación inclusiva por relevos en la piscina del madrileño Colegio Maravillas.

La mañana del martes 24 de octubre, la piscina del Colegio Maravillas, en Madrid, ha acogido una competición única: dos equipos de nadadores, capitaneados por Mireia Belmonte y Teresa Perales, han competido en una carrera por relevos en la que se mezclaban los participantes con y sin discapacidad.

La prueba ha sido posible gracias a la tabla alemana o multidisability. Se trata de un cálculo utilizado en el deporte paralímpico para comparar rendimientos y así establecer un ránking que da lugar a un ganador, permitiendo así celebrar competiciones completamente inclusivas donde las capacidades de los nadadores son tenidas en cuenta.

La competición, enmarcada en el contexto de la octava Semana del Deporte Inclusivo organizada por la Fundación Sanitas, contó con ocho participantes que realizaron sus correspondientes largos en una piscina de 25 metros. Además de Perales y Belmonte, también participaron otros medallistas con y sin discapacidad, como son Jessica Vall, Antonio Arroyo, Duane Da Rocha, María Delgado, Jairo Ruiz y Ariadna Edo.

Mireia Belmonte aprovechó la ocasión de la Semana del Deporte Inclusivo para enviar un mensaje a las personas con discapacidad: “Que con el deporte que hagas tienes que disfrutar, ser feliz, pasártelo bien y que te marques unas metas a corto o largo plazo y no tengas miedo a soñar y pensar que todo es posible”, explicó.

Por su parte, Teresa Perales también quiso comentar cómo lleva su preparación de cara a los próximos Mundiales de México, aplazados por el reciente terremoto: “Tengo muchas ganas de que lleguen los mundiales. Los deportistas estamos acostumbrados a este tipo de cosas que pasan. Enseguida vuelves a rehacerte y estamos volviendo a hacer la programación en este caso para diciembre”, declaró.

Tras la competición, Mireia Belmonte ha impartido una master class con varios niños del Colegio Maravillas, demostrando así la importancia de fomentar el deporte inclusivo desde la edad escolar, en línea con la iniciativa Deporte Inclusivo en la Escuela (www.deporteinclusivoescuela.com)

La octava Semana del Deporte Inclusivo continuará con gran variedad de actos durante los próximos días y tendrá su culmen el viernes 3 de noviembre, en la Plaza de Colón de Madrid, con el establecimiento de un nuevo récord de lanzamiento de penaltis de forma inclusiva.

La Santa Sede denuncia ante la ONU la marginación de los ancianos en el mundo

papa-y-pareja-de-ancianos«Muchos ancianos, con su sabiduría y experiencia, tienen la capacidad de seguir contribuyendo al desarrollo de la sociedad«. Bernardito Auza, representante de la Santa Sede ante la ONU, denunció la marginación de los ancianos en la sociedad, y pidió a los gobiernos «llevar a cabo políticas que refuercen la participación activa de las personas mayores«.

Durante una sesión del alto organismo sobre «Participación activa de las personas mayores en el desarrollo», Auza declaró «imprescindible» lograr «su involucración en la toma de decisiones, su continuidad como contribuyentes económicos, su participación en el mercado de trabajo, su capacidad para disfrutar de una jubilación sana y segura a una edad apropiada, así como el acceso a la formación continua y a la educación permanente».

El delegado del Vaticano en la ONU ha exhortado al organismo internacional a «superar lo que el Papa Francisco denunció como ‘las deficiencias de una sociedad programada para la eficiencia‘. Así, ha denunciado que muchas de las personas mayores son marginadas con «políticas y prejuicios que los dejan a merced de la pobreza y el aislamiento social».

«A medida que la población anciana crece rápidamente en el mundo, la atención a este sector es cada vez más crítica. Ello exige la urgente elaboración de medidas concretas y prácticas que garanticen la protección de sus derechos humanos y respondan a sus necesidades», ha afirmado.

Finalmente, el Observador Permanente del Vaticano en la ONU ha advertido de que los ancianos «son desproporcionadamente susceptibles a la pobreza, la mala salud, la discapacidad, el aislamiento social, la violencia, el abandono, las guerras y factores que atentan contra su dignidad».

Fuente: Religión Digital

Åsa Regnér, ministra de Igualdad sueca: «Los hombres también sufren violencia y hay que escucharlos»

ministra suecaFirme defensora de emplear «la naturalidad en la política», trabajó para la ONU en América Latina y hoy asume el reto de generar medidas que consigan la plena igualdad de género en un país que trabaja para conseguirlo desde los años 70.

Su Gobierno, el de Suecia, se define «feminista» porque considera que la búsqueda de la igualdad de género, «aunque sigue siendo un reto, es esencial para lograr otros objetivos esenciales como son la seguridad, la paz y el desarrollo sostenible». Åsa Regnér, ministra de Igualdad de esta nación trazada por un anhelo rimbaudiano – «hay que ser absolutamente moderno», escribió el poeta- no precisa de malabarismos lingüísticos para explicar qué significa ser feminista: «Es una persona que ve desigualdades de género en su entorno y quiere hacer algo para que no sucedan. Listo. No necesito más».

Pregunta.- ¿Cómo se consigue un gobierno feminista?

Respuesta.- En Suecia, hemos empezado en los años 70, introduciendo medidas que aspiraban a conseguir la igualdad de género. Por ejemplo, se fomentó la participación en la fuerza laboral tanto de hombres como de mujeres porque que tantos unos como otros tengan un trabajo fomenta la igualdad, la libertad y el bienestar de la sociedad.

P.- Después de casi cuatro décadas inoculando equidad entre sus ciudadanos, ¿cuáles son las medidas más recientes?

R.-Hemos dado incentivos para que tanto los padres como las madres tengan tiempo para pasarlo con sus hijos recién nacidos. Son permisos parentales: 12 meses a repartir entre ambos, de los cuales tres tiene que coger el padre y otros tres la madre porque si no los pierden. Se ha demostrado que es una buena herramienta para que los padres pasen más tiempo en casa con sus hijos y esto tiene su impacto en el mercado laboral, pues menos mujeres salen de él. Hombres y mujeres deben compartir riesgos porque la sociedad precisa de padres con tiempo para amar a sus niños. Es responsabilidad de la sociedad organizar un sistema que lo permita.

P.- ¿Sigue habiendo machismo en Suecia?

R.- Suecia no es un paraíso. Hay mujeres con trabajos peor remunerados que los hombres. Lo que hay que hacer es visibilizar las situaciones de machismo, que no son otra cosa que luchas de poder. La igualdad no sucede de manera automática sino de forma gradual y responde a las decisiones que se toman. La resistencia machista recurre a menudo a la burla y a la ridiculización y esto hace daño; lastima. Si se observa la historia sueca, se da uno cuenta de que han sido las mujeres en distintas organizaciones, unidas a las mujeres de ciertos partidos políticos, las que se han enfrentado a esas resistencias.

P.- Si, como dice, Suecia no es un paraíso, ¿cuáles son los aspectos que deberían mejorar ahora?

R.- Nuestros desafíos en la actualidad son la brecha salarial y los niveles de violencia. Existe todavía violencia de género hacia las mujeres por parte de los hombres y, ahora, nuestros esfuerzos se dirigen a la prevención. Hemos destinado 900.000 euros para medidas que sabemos científicamente que funcionan. Hay que hablar con los chicos jóvenes sobre su experiencia de violencia y sobre su uso de la violencia. También ellos sufren agresiones y maltrato, en la calle, por ejemplo. Constantemente tratamos de modernizarnos y aún no hemos hecho suficiente en prevención y ahora nos centramos en ello. Quiero que todos los chicos y chicas tengan información y oportunidades serias de hablar de sus relaciones y de las situaciones que viven.

P.- Aunque se tomen medidas para solucionar los problemas de igualdad, ¿cabe la posibilidad de que surjan otros?

R.-Sí, y no hay que evitarlos. No toda la sociedad sueca está lista en términos de igualdad. Por ejemplo, en Suecia han aumentado los casos de violencia de honor entre las personas migrantes. Suecia es el país europeo que más inmigración recibió en 2015 y tenemos un fuerte debate en el país al respecto, y también sobre la integración. Los casos de violencia de honor suceden entre inmigrantes de segunda generación y también entre aquellos que acaban de llegar al país. Una cosa buena es que las mujeres migrantes han entrado a formar parte rápidamente de la fuerza laboral y esto es importante. Para mí fue importante ver a mi madre trabajar y sé que a muchas mujeres les sucede lo mismo.

P.- En ocasiones, el feminismo de los márgenes critica a las feministas europeas por centrarse en los derechos y no en los deberes.

R.-Trabajé para la ONU en América Latina. Tengo una experiencia global del feminismo y creo que niñas y mujeres quieren las mismas cosas: poder elegir tener hijos o no, poder elegir tener marido o no, poder elegir tener estudios o no; poder elegir, en definitiva. Esto son derechos. El feminismo es un movimiento de solidaridad pero esto a veces se olvida y hay que recordarlo. Vivimos tiempos difíciles. El discurso de derechos humanos no es la amenaza, lo es la falta de solidaridad y la incapacidad para ver más allá.

P.- ¿Cuál es la postura del gobierno sueco respecto a la brecha demográfica y el envejecimiento social?

R.- Hemos separado la idea de cuidado de las personas mayores de la responsabilidad ética o moral de los hijos hacia sus padres. Ahora, mis padres necesitan cuidados pero yo no soy responsable de ellos ni jurídica ni económicamente sino que lo es el Estado. Mi responsabilidad es darles amor, estar con ellos, hacer cosas juntos… Se puede elegir tener hijos o no, pero no se puede elegir tener padres. Lo que nosotros queremos es que las relaciones familiares sean sanas y voluntarias. Hay personas mayores en Suecia que quieren cocinar para hijos y nietos el domingo, por poner un ejemplo, pero no quieren que su hija les duche, ni les vista… Por eso, en nuestro país de esto se encargan profesionales, a través de los municipios, en función de las necesidades de cada uno.

P.- Su visita a España incluía un seminario en la embajada sueca en Madrid sobre el modelo sueco de abolición de la prostitución, que penaliza al cliente y data de 1999. ¿Hubo en algún momento reticencias a implantarlo?

R.- Cuando se aprobó la ley, el Parlamento estaba más dividido pero, ahora, la gran mayoría de organizaciones feministas y todos los partidos políticos lo apoyan porque han visto los resultados. No hemos solucionado todo, sigue habiendo explotación y sigue habiendo abusos, pero mandamos una señal: ésta es la sociedad que queremos. Para nosotros, la prostitución es una explotación y no una profesión.

Fuente: EL MUNDO

Las personas mayores sordas no pueden acceder a los actuales sistema de Teleasistencia

teleasistencia-asignatura-pendiente-atencion-personas_TINIMA20150310_0536_5La teleasistencia es una «asignatura pendiente» para todas las personas mayores sordas que «evidencian la falta de accesibilidad de dicho servicio», según muestran los resultados del estudio ‘Hacia la autonomía y participación de las personas mayores sordas en España’, presentado este martes por la Confederación Estatal de Personas Sordas de España y financiado por la Fundación Vodafone, que ha contado con la presencia del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso.

El documento está dirigido al análisis de la situación de la población mayor sorda, tanto usuarios de lengua de signos como hombres y mujeres que, a causa de la edad, sufren pérdidas auditivas.

En este sentido, Alonso ha adelantado que el Ministerio está ultimando un marco de actuación para las personas mayores en el que se desarrollarán servicios como la teleasistencia, la ayuda a domicilio, el uso de tecnologías adaptadas o la promoción de la lengua de signos, que serán instrumentos de «gran valor» para las personas sordas.

Además, ha insistido en la necesidad de «asumir responsabilidades, y sobre todo, emprender políticas encaminadas a paliar la soledad, evitar el aislamiento y favorecer la inclusión de las mujeres y hombres mayores sordos, con el fin de garantizarles la posibilidad de que interactúen con el resto de las personas y que participen en igualdad de condiciones en la sociedad».

MÁS DE UN MILLÓN DE PERSONAS SORDAS EN ESPAÑA

Además, ha recordado que existe en España «más de un millón de personas con alguna dificultad en su audición, de las que casi el 72% tienen más de 65 años», un porcentaje que se aproximará al 40% en los próximos 50 años.

Asimismo, la presidenta de la CNSE, Concha Díaz, ha subrayado que se debe actuar «desde ya» para adelantarse a «las necesidades que van a plantearse en el futuro» y ha afirmado que este «estudio pionero» en España «sea útil para cambiar la vida de las personas sordas».

Los resultados muestran que la población mayor sorda está compuesta mayoritariamente por personas con sordera sobrevenida, con pérdidas de audición paulatinas a causa de la edad, o enfermedades tardías. Además, Las personas mayores sordas, especialmente aquellas de nacimiento o por enfermedad temprana, valoran de forma elevada el papel de las asociaciones, muy por encima de cualquier otra institución. Gracias a estas asociaciones disfrutan de una independencia, servicios especializados y multitud de actividades.

El estudio también pone de manifiesto la necesidad de contar con recursos humanos y técnicos en las Residencias y Centros de día que favorezcan la comunicación y la interacción de las personas mayores sordas con el entorno y disminuyan el aislamiento.

También destaca un «problema» que pueden presentar las personas mayores sordas; su dificultad para manejar con destreza dispositivos digitales, «en tanto sus dedos no han adquirido esta capacidad», por ello, «la creación de tecnologías adaptadas a las personas mayores sordas es de fundamental importancia».

Por su parte, el presidente de Vodafone España y su Fundación, Francisco Román, ha incidido en promover «el uso de la tecnología para ayudar a las personas a ganar autonomía personal y trabajando con aquellos profesionales que entienden de ello».

Leer noticia.

Etiquetas
@dependencia2_0
Las noticias de Dependencia Social Media