Tecnología

Zaragoza instala cerca de 600 detectores de humo en hogares de mayores de 70 que viven solos

detectoresdehumosCerca de 600 detectores de humo se están instalando en hogares de personas mayores de 70 años de forma gratuita. Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento de Zaragoza y de los Bomberos con el objetivo de evitar tragedias, ya que la inhalación de estos gases es la principal causa de muerte en los incendios, por encima de las quemaduras. La mayoría de estas víctimas coincidían con el perfil para el que va destinada la campaña, personas mayores que viven solas.

El fuego puede ser un gran enemigo, actúa de forma silenciosa y no tiene piedad. Cada año mueren en España entre 175 y 200 personas mayores en sus hogares por asfixia. Para controlar esta situación, que se podría evitar con la instalación de un sencillo dispositivo de alerta, los Bomberos de Zaragoza imparten en el Museo del Fuego charlas informativas dirigidas a las principales víctimas de estas muertes: los mayores. Qué hacer para sofocar un pequeño fuego, a qué números llamar para pedir auxilio o cómo respirar son algunas de las recomendaciones que reciben aquellos que se animan a acudir a esta formación. Tras ella, quienes lo deseen pueden apuntarse a la campaña ‘Los detectores salvan vidas’, que instala estos elementos de forma gratuita en las viviendas de los mayores de 70 años que viven solos. No obstante, los límites no son tan estrictos y se estudia cada caso, puesto que las personas con movilidad reducida o con unos ingresos escasos tienen prioridad y también se han puesto a menores de 70 que lo necesitaban.

Según explica Carlos Gracia, del equipo de dirección del Museo del Fuego, los incendios se producen normalmente en las cocinas, con la quema de sartenes o de la campana extractora. Precisamente, el escaso mantenimiento de este último aparato es la causa de muchos de los fuegos. «Si no se limpia a menudo puede acumular restos de grasa, que es fácilmente combustible«, destaca Gracia. Fuera de esta estancia, la quema de braseros o los enchufes sobrecargados pueden hacer que aparezcan las llamas. Lo peor ocurre cuando las personas están durmiendo y respiran estos gases tóxicos. «La gente fallece en los dormitorios o en el salón, cuando están descansando», apunta el bombero. Por esta razón, el lugar idóneo para colocar el elemento de prevención es el recibidor o el pasillo, para que pueda detectar humos procedentes de cualquiera de las habitaciones y emita fuertes pitidos. De hecho, en otros países de la Unión Europea como Reino Unido, Francia o los países nórdicos su uso es obligatorio en todas las viviendas.

Una vez que se produce el fuego se puede reaccionar de dos formas: intentar apagarlo o salir y pedir ayuda. «Ante la duda, siempre recomendamos que desaparezcan de la habitación y nos llamen«, afirmó Gracia. No obstante, si la persona se ve capacitada para afrontarlo, los Bomberos recomiendan echar trapos húmedos sobre él –por ejemplo en el caso de que sea una sartén la que arde–, nunca agua directamente. «Hay mucha gente que sigue pensando que el fuego se apaga echando agua y eso no es así, lo que hace es multiplicarlo por cien«, añade.

La mayoría de los 591 detectores de humo ya están instalados, de ello se encarga la empresa Firex, pero todavía quedan entre 15-20 por adjudicar. Este próximo miércoles serán las dos últimas charlas informativas en el Museo del Fuego y todo aquel que lo desee podrá apuntarse y beneficiarse de este elemento de prevención que puede salvar vidas.

Fuente: Heraldo

Llega a España el robot de cuidado geriátrico de Toyota

hsr-toyotaLos robots de asistencia a humanos serán de vital importancia en países como España o Japón con poblaciones en proceso irreversible de envejecimiento.

Toyota lleva años desarrollando una gama amplia de dispositivos robóticos, de diversas formas y con múltiples objetivos. Desde sus comienzos con tecnología de brazos robóticos, la firma nipona se prepara para ir más allá en las fábricas con el antropomorfizado THR3 y para dar el salto al mercado doméstico con el robot especializado HSR.

Es el propio HSR —siglas de robot de asistencia a humanos en inglés— el que se pudo ver durante el Congreso Internacional de Robots y Sistemas Inteligentes (IROS) en Madrid la semana pasada. Un robot diseñado para asistir en hogares, residencias y clínicas con tareas del cuidado, capaz de transportar objetos a pacientes o de ayudar en las labores del hogar, HSR lleva un tiempo siendo utilizado en residencias y salas hospitalarias de Japón, Estados Unidos y otros países para ayudar con tareas básicas.

Su desplazamiento se realiza a través de un set de ruedas y rodamientos inferiores, que le permiten operar en todas direcciones, pero solo en superficies planas con inclinaciones muy leves o nulas. HSR de momento no puede cambiar de piso sin un ascensor o medidas de accesibilidad adaptadas, algo que no es un problema porque suele “habitar” lugares donde las rampas de acceso son ubicuas.

Sus 37 kilogramos de peso y hasta 135 centímetros de altura, con un aspecto nada intimidante, ayudan a HSR a mantener una naturalidad en su trabajo diario. Con sus múltiples sensores y cámaras es capaz de encontrar una ruta concreta para llevar a cabo su tarea mientras evita obstáculos o personas con las que se cruce por los pasillos.

Su brazo robótico es firme pero delicado, le permite abrir puertas de todo tipo y desplazarse de forma silenciosa a las habitaciones de los pacientes para no interrumpir su descanso. Su brazo es gentil y tiene varios sensores capaces de notar la presión externa por si un humano quiere cambiarlos de posición. Es capaz de transportar objetos pequeños con su brazo que el operador le indique que con un simple toque en la pantalla de control remoto.

Esa pantalla, y el juego de cámaras y sensores que la rodean, es su principal puerta al mundo y también la vía de comunicación con los pacientes para el HSR y sus operadores. Permiten desplazarse por múltiples pisos de un hospital de forma remota para mantener bajo monitorización constante todas las habitaciones en caso de ayuda urgente, por ejemplo.

Toyota aún tiene mucho camino por recorrer con el HSR, muchas funciones que pueden ser añadidas en el futuro a este robot y los que lleguen posteriormente. Para el año 2050 el 22% de la población mundial tendrá más de 60 años, un futuro donde las labores de cuidado geriátrico serán más amplias y necesitadas de soporte. En su Japón nativo precisamente, se estima que para ese mismo año el 27% de la población tenga un 65 años o más, solamente superado por España, donde la cifra se estima que alcance el 30% con 13 millones de ciudadanos de 65 años o más, y 4 millones de más de 80 años. Ante esta bomba de relojería demográfica, los robots de asistencia como el HSR serán la primera línea de soporte y ayuda para mantener cuidados y en buenas condiciones a esta parte de la población.

Toyota no está sola en este segmento, ni mucho menos. Otras opciones en la punta de flecha innovadora son RIBA (robot de asistencia corporal interactiva por sus siglas en inglés) es un robot capaz de transportar humanos en sus brazos de forma gentil, para moverlos de una cama a otra, ayudarse a levantar o incluso pasar de la silla de ruedas a la cama. Desarrollado por un consorcio japonés y con un aspecto específicamente reconfortante, puede ser la semilla de otros robots de atención geriátrica.

 

 
Fuente: La Vanguardia
 

Un cojín previene las úlceras de las personas en silla de ruedas

cojinEl ingeniero industrial Pedro Aguilera ha ideado Prev UPP, un cojín con sensores inteligentes que previene las úlceras por presión en personas en silla de ruedas.

¿De qué forma se puede progresar en la calidad de vida de las personas que van en sillas de ruedas, de quienes tienen que pasar mucho tiempo sentados o tumbados? Según la Organización Mundial de la Salud, en el planeta hay 65 millones de personas que requieren de una silla de ruedas para desplazarse. Una de ellas es el ingeniero industrial Pedro Aguilera. Natural de Chile, Aguilera ha creado Prev UPP, una almohadilla inteligente que previene las úlceras por presión, una de las enfermedades más comunes entre las personas con movilidad reducida.

El dispositivo de Aguilera está formado por un cojín que incorpora una batería y unos sensores ubicados en zonas estratégicas. Los sensores están programados con un algoritmo que recoge información en tiempo real y es capaz de advertir los cambios en la presión. Los diferentes datos se registran en una aplicación móvil, que señala al usuario de forma individualizada en qué momento ha de comenzar a prevenir una posible úlcera. Además de esto, la aplicación manda alarmas cuando advierte que el usuario debe cambiar de posición. De esta forma, este emprendedor chileno logra que sea más fácil encontrar posibles alteraciones, incluso antes de que se desarrolle la enfermedad.

Aguilera, que ha sido escogido como Innovador menor de 35 de Latinoamérica 2017 por MIT Technology Review en español y ha recibido premios como Jump Chile 2015, es consciente de que en el mercado existen servicios parecidos. Sin embargo, son bastante complicados de transportar y cuentan con una tecnología más difícil de utilizar, lo que hace que sean muy costosos.

El creador chileno ha desarrollado un producto de bajo coste sencillo de transportar gracias a su batería ligera. Además de esto, ha recibido el apoyo del Hospital del Trabajador en Chile, con el que efectúa una investigación para crear un proyecto capaz de pronosticar, con el mínimo rango de fallo posible las probabilidades de que alguien padezca una úlcera. A finales de marzo de 2017, 60 pacientes del centro de salud ya habían probado el prototipo de Prev UPP y participaron en la mejora del diseño. El objetivo es hallar la forma de lograr un producto adaptado para la situación y enfermedad de cada usuario.

El impacto de Prev UPP podría llegar a pacientes de todo el planeta. Por ejemplo, según la Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud de Estados Unidos, alrededor de 2,5 millones de personas tienen úlceras por presión solo en el país estadounidense. Para Aguilera, “estar en la piel” de las personas que padecen estas enfermedades le deja estar más cerca de ellas. Absolutamente nadie mejor que una persona que ya está en silla de ruedas puede conocer lo que se precisa. Con Prev UPP, Aguilera puede progresar en su propia calidad de vida, pero no es su única motivación. Sacar partido de su situación para algo tan primordial como “ayudar a los demás” también le importa.

Fuente: La Vanguardia

Pantallas inteligentes para que las personas mayores no se olviden de sus tareas

sant_vicencSant Vicenç dels Horts ensaya una prueba piloto con unos dispositivos con mensajes personalizados que buscan mejorar la calidad de vida y paliar la soledad.

“Señora María, recuerde que se debe tomar la medicación después de comer”; “ Manuel, acuérdese que debe cerrar el gas después de cocinar”; “Jordi, le informo que a las 11 tiene visita en el médico”. Son tres ejemplos, arbitrarios pero que podrían ser reales, de los mensajes que recibirán las personas de la tercera edad que viven solas de Sant Vicenç dels Horts. Los emitirán unas nuevas pantallas inteligentes en las que saldrán los mismos trabajadores sociales que atienden en persona a los usuarios del servicio de atención domiciliaria de esta población del Baix Llobregat.

La innovadora iniciativa arrancará durante las próximas semanas en una fase piloto impulsada por el Ayuntamiento, la Associació Benestar y Desenvolupament (ABD) y la empresa Bismart, que ha fabricado los aparatos y ha ayudado en el proceso de desarrollo técnico. De momento no hay coste para las arcas municipales. Los test se llevarán a cabo durante tres meses en cinco viviendas. Si los resultados son positivos, el proyecto tendrá continuidad.

Esta innovadora iniciativa arrancará durante las próximas semanas en una fase piloto

“El dispositivo aporta valor añadido por su sencillez y su carácter preventivo”, sostiene a La Vanguardia la directora de la Unidad Operativa Sociosanitaria de ABD, Pilar Rodríguez. “Las nuevas tecnologías pueden ser unas grandes aliadas, pero m uchas veces la gente mayor se ve afectada por la brecha digital y no las saben manejar”, reconoce. “A veces se idean aplicaciones pera teléfonos móviles que los abuelos no entienden”, ejemplifica.

Pero el aparato, apodado Eldcare Friendly Remember, n o necesita interacción por parte de las personas mayores. Ellos simplemente reciben los recordatorios. “No deben ni cargar la pantalla, que va enchufada a la corriente, ni tocar ningún botón”, explica Rodríguez. “Les recordamos las visitas al médico, que deben beber más agua en verano para hidratarse o que habían quedado con alguna persona”, describe.

Personalizamos los mensajes en función de las necesidades de cada persona, también nos adaptamos a sus hábitos, es decir, los vídeos salen cuando ellos están en casa y el dispositivo se instala en la parte de la vivienda que ellos frecuentan más”, cuenta la representante de esta asociación. “No es intrusivo, se respeta la intimidad de cada persona”, remarca. Los mensajes son grabados por los mismos trabajadores sociales que los atienden en persona. “Así nos ganamos su confianza”, argumenta Pilar Rodríguez. Los dispositivos tienen el tamaño de una tablet.

“El proyecto encaja perfectamente con nuestra preocupación por mejorar la calidad de vida de las personas mayores y luchar contra el sentimiento de soledad no deseada”, afirma a este diario la alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, Maite Aymerich. “Nos ayudará a prevenir situaciones problemáticas”, agrega. La alcaldesa pone como ejemplo el caso de un abuelo que ha requerido la intervención de los bomberos en tres ocasiones por despistes. “El objetivo principal es proporcionar el apoyo necesario a los usuarios de especial vulnerabilidad de los servicios sociales para que tengan más bienestar social y calidad de vida, así como actuar de forma preventiva para evitar situaciones de riesgo y urgencias”, enfatiza Aymerich.

“Si todo va bien y los resultados de la fase piloto son satisfactorios, el Ayuntamiento está dispuesto a incorporar el sistema a nuestro servicio, haríamos todo lo posible a nivel financiero, creemos que es una herramienta del todo necesaria”, desvela la primera edil de Sant Vicenç dels Horts.

“Estamos todos muy ilusionados con el proyecto”, añade la portavoz de ABD. “Haremos un análisis cualitativo de la prueba piloto”, resuelve. “Es necesario un cambio cultural en los servicios sociales y que se ponga la mirada en una intervención social más preventiva orientada a acciones de detección y reducción de factores de riesgo, así como una cultura basada en los derechos”, argumenta Pilar Rodríguez.

Estudio sobre la soledad no deseada

Por otro lado, ABD y los servicios sociales del Ayuntamiento de Sant Vicenç están haciendo un estudio sobre el sentimiento soledad no deseada. Aquellas personas que, por algún motivo u otro, viven sin compañía cuando desearían estar acompañados. “Se escogerán 100 personas mayores que vivan solas y sin atención domiciliaria para poder ver qué actuaciones se pueden llevar a cabo para combatir esta soledad”, señalan fuentes municipales.

Otra de las acciones que están llevando a cabo entre esta asociación y el Consistorio consiste en una serie de espacios de diálogo dirigidos a los jóvenes de entre 7 y 21 años. La iniciativa, apodada ¿Hacemos un buen trato?, consiste en “talleres en las escuelas en los cuales se sensibilizaran a los jóvenes de la importancia de respetar a las personas que envejezcan”.

Fuente: La Vanguardia

Pharos, el robot valenciano que ayudará a los ancianos a hacer ejercicio

PharosPharos se basa en el robot comercial Pepper, al que los investigadores han incluido dos módulos: un programa de ejercicios e Inteligencia Artificial.

Un robot interactivo llamado Pharos quiere ayudar a las personas mayores en sus actividades físicas en el hogar y pretende convertirse en «un compañero más» de este colectivo, un asistente virtual, amigable y de fácil uso que promueva su vida sana y favorezca el envejecimiento activo.

Así lo contempla el proyecto hispanoluso que desarrollan conjuntamente investigadores de la Universitat Politècnica de València, la Universidad de Alicante y la Universidade do Minho (Portugal), según los datos a los que ha tenido acceso EFE desde la UPV.

Además, Pharos pretende recomendar periódicamente actividades físicas personalizadas, destaca Vicente Julián, investigador del Grupo de Tecnología Informática e Inteligencia Artificial de la UPV.

Según el último informe sobre evolución de la población mundial elaborado por la ONU, el 13 por ciento de la población actual supera los 60 años de edad, y en 2050 este porcentaje prácticamente se duplicará, llegando al 25 %.

Las tecnologías, añaden desde la UPV, deben adaptarse a este cambio demográfico y en este contexto surgió el proyecto Pharos, publicado recientemente en la revista Sensors, un robot interactivo que ayude a las personas mayores en sus actividades físicas diarias en el hogar.

Pharos se basa en el robot comercial Pepper, al que los investigadores han incluido dos módulos: el primero de ellos recomienda un programa de ejercicios adaptado a cada usuario, mientras que el segundo, mediante avanzadas técnicas de Inteligencia Artificial, evalúa la realización del ejercicio y verifica si el usuario los realiza correctamente.

El robot incluye además una interfaz visual y física con la que interactúa con el usuario para su identificación a través de su cámara.

Algoritmo de recomendación

«Una vez que es identificado, Pharos determina los ejercicios más adecuados en función de sus capacidades», explica Ester Martínez, investigadora del Grupo de Robótica y Visión Tridimensional (RoViT) de la Universidad de Alicante.

Además, añade Martínez, el programa de ejercicios se va adaptando periódicamente a la evolución y estado de salud del usuario, y para ello incorpora un algoritmo de recomendación, «que ayuda incluso a detectar posibles problemas de salud».

La principal diferencia de Pharos respecto a otros sistemas similares, indican los investigadores, es el «minucioso seguimiento de los usuarios», así como la posibilidad de determinar si estos realizan correctamente o no los ejercicios.

Es una herramienta, aseguran, «muy útil para cuidadores y asistentes, ya que permite visualizar de forma muy sencilla si disminuye la capacidad de hacer ciertos ejercicios, lo que puede revelar problemas físicos y/o cognitivos progresivos».

«El bajo rendimiento en la realización de los ejercicios planificados puede estar advirtiendo de alguna anomalía en el usuario y, al registrar el historial de ejercicios, Pharos ayuda a revelar problemas subyacentes que de otro modo podrían ser imposibles de ver», añaden.

El equipo de investigadores hispanoluso trabaja actualmente en el perfeccionamiento de la interacción usuario-robot, en optimizar el sistema de reconocimiento de los ejercicios, así como en conseguir que varios usuarios puedan utilizarlo sin interferir con el resto de los usuarios, recurriendo a estrategias de planificación.

Pharos es uno de los resultados de Retogar, un proyecto centrado en mejorar la atención de personas con daño cerebral adquirido, liderado por investigadores de la Universidad de Alicante.

Fuente: Las Provincias

Fundación Ibercaja y el Consejo Aragonés de las Personas Mayores acercan las nuevas tecnologías al entorno rural

convenio-fundacion-ibercaja-coapema.-aulas-itinerantes

· El proyecto «Aulas Itinerantes. Rutas Rurales» va a contribuir a ayudar a las personas mayores a comprender la importancia que tiene el uso de internet y del móvil para mejorar su calidad de vida

· El programa prevé 30 conferencias de manera itinerante en 30 municipios de Zaragoza, Huesca y Teruel que serán también emitidas en streaming

· También acercará la cultura financiera a las personas mayores en parte de sus sesiones ya que esta iniciativa se desarrolla en el marco del «Programa Funcas de estímulo de la educación financiera»

· Habrá sesiones prácticas de uso de los teléfonos inteligentes y de las tabletas, y de internet en la realización de trámites bancarios y administrativos; así como en la comunicación por WhatsApp y Skype

· Esta iniciativa se suma al ‘Club tecnológico +60’, dentro del Programa Desafío Digital que desarrolla Fundación Ibercaja con la finalidad de facilitar herramientas y conocimientos tecnológicos a las personas mayores de 60 años

Fundación Ibercaja y el Consejo Aragonés de las Personas Mayores (COAPEMA) han firmado hoy un convenio de creación del proyecto “Aulas Itinerantes. Rutas Rurales”, en el que también colabora Ibercaja Banco, cuyo objetivo es acercar la tecnología digital a las personas mayores del entorno rural de las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel. Mayte Santos, jefe de Área de Desarrollo Profesional de Fundación Ibercaja y Javier Iriarte, presidente de COAPEMA han rubricado el acuerdo y han presentado la iniciativa en un acto que también ha contado con la participación de Pablo Capell, socio director de Post 55.

Este proyecto contribuirá a ayudar a los mayores a comprender la importancia que tienen las nuevas tecnologías para mejorar su calidad de vida, fomentar su autonomía, retrasar estados de dependencia, mejorar la competencia de sus cuidadores principales, ampliar sus conocimientos y propiciar sus relaciones personales y actividad.
“Aulas Itinerantes. Rutas Rurales” consta de 30 conferencias que se impartirán de manera itinerante en 30 municipios, 10 por provincia. Las conferencias serán emitidas también en streaming en directo por internet a través de la página web de COAPEMA DIGITAL, en los centros culturales de Fundación Ibercaja y en el nuevo espacio Xplora de Ibercaja Banco. El plan de formación programado contempla el uso de las nuevas tecnologías para posibilitar que cualquier persona mayor, independientemente del tamaño del municipio en el que viva, pueda tener las mismas oportunidades de aprendizaje que aquellas que residen en las grandes poblaciones.

Esta iniciativa se añade al proyecto Club tecnológico +60, dentro del Programa Desafío Digital que desarrolla Fundación Ibercaja con la finalidad de facilitar herramientas y conocimientos para que todas las personas mayores de 60 años dispongan de las capacidades necesarias para hacer un uso activo de las tecnologías y lograr una sociedad digital inclusiva, mejorando su desarrollo y su calidad de vida. También ayudará a difundir la cultura financiera entre este colectivo, varias de las sesiones tendrán como eje central estos temas ya que el programa se desarrolla en el marco del “Programa Funcas de estímulo de la educación financiera”, un proyecto de futuro con el que se pretende dar respuesta a la creciente demanda social de formación en esta materia. En concreto, voluntarios de Ibercaja impartirán estas conferencias en las que compartirán sus conocimientos financieros, con una doble finalidad social y formativa.

El uso de móviles inteligentes, el próximo 17 de octubre

Los contenidos de este curso, que empieza el próximo 17 de octubre y concluye durante el segundo trimestre de 2019, inciden en la importancia del uso de las nuevas tecnologías. También se han programado sesiones prácticas de utilización de los teléfonos inteligentes y de las tabletas, y de uso de internet en la realización de trámites bancarios y administrativos y compras online; así como la comunicación a través de WhatsApp y Skype. Así, los días 17, 22 y 30 de octubre, en horario de 10,30 horas a 12.00 horas, se abordará el funcionamiento de los teléfonos móviles, utilidades, aplicaciones y administración electrónica o cómo hacer los trámites y gestiones a través en internet.
De octubre a diciembre del 2018 se ofrecerán las diez primeras conferencias, pero habrá un total de treinta hasta junio (una por semana) para que las personas mayores de las zonas rurales no se descuelguen de los avances tecnológicos. Las conferencias de los días 12, 20 de noviembre, y la del 4 de diciembre serán las impartidas por Fundación Ibercaja.

Coapema Digital, una plataforma al servicio de los mayores

Este proyecto forma parte de Coapema Digital, que es una plataforma digital puesta en marcha por COAPEMA en la que llevan a cabo diferentes actividades en directo a través de internet, como seminarios o conferencias sobre diversas temáticas. Como si se tratara de un evento presencial, el ponente imparte en directo el curso y los asistentes al mismo pueden hacer preguntas, realizar comentarios y escuchar opiniones de los demás participantes. Todas las actividades son grabadas y publicadas en la videoteca. La plataforma está organizada en áreas temáticas (Tecnología, Salud, Ocio, Economía, Moda y belleza, Deportes, Hogar y Alimentación).

Vodafone lanza una pulsera inteligente para personas mayores

V-SOS BandV-SOS Band es una pulsera inteligente que permite a las familias estar conectadas con sus mayores y que hasta cuatro contactos reciban avisos en caso de emergencia.

Esta pulsera permite recibir avisos inmediatos cuando el mayor necesita ayuda: el usuario con la V-SOS Band puede solicitar ayuda de forma directa e inmediata a sus familiares, simplemente pulsando el botón SOS durante tres segundos. En el momento en que un familiar se haga cargo del incidente, la pulsera cambiará de color avisando al mayor de que la ayuda está en camino.

Asimismo, permite conocer al instante si el mayor ha sufrido alguna caída: en caso de que la pulsera detecte movimiento que pueda indicar caída, mandará automáticamente un aviso al móvil de los familiares.

En caso de que el mayor necesite ayuda, los familiares también pueden conocer dónde se encuentra: si el mayor ha solicitado ayuda a través del botón SOS o la pulsera ha detectado una caída, además de recibir la notificación, los familiares conocerán la ubicación exacta en la que se encuentra el mayor gracias al GPS y a la red de Vodafone.

Igualmente, los familiares recibirán un aviso si pasada una hora la pulsera no detecta ningún tipo de movimiento o actividad, ya que podría ser que el mayor se la hubiera quitado. Del mismo modo, tanto el mayor como los familiares recibirán avisos cuando la pulsera necesite recargarse.

Una de las preocupaciones de los adultos hoy en día es el bienestar de las personas mayores. Por este motivo, Vodafone ha apostado por una tecnología adaptada con un sistema de uso simple y diseño moderno.

V-SOS Band es resistente al agua, cuenta con sensores de inactividad, una autonomía media de un mes y un sistema de carga inalámbrico que, en dos horas, permite que la pulsera recargue la batería al completo.

Al igual que el resto de productos V by Vodafone, el cliente necesitará dos aplicaciones: por un lado, V by Vodafone para activar y gestionar la suscripción mensual del servicio y la atención al cliente, y por otro, V-SOS Band para recibir y gestionar toda la información relativa al mayor.

V-SOS Band está disponible en las tiendas Vodafone y estará en Amazon más adelante. Su precio es de 79,90 euros y los clientes de Vodafone pueden decidir entre pagarlo al contado o a plazos durante 24 meses. La suscripción al servicio es de 5 euros al mes.

Fuente: Senda Senior

¿Discrimina la inteligencia artificial discrimina a las personas mayores?

robot-chino-1024x463Mientras que la discriminación por sexo, raza u orientación sexual está ampliamente documentada, la discriminación por edad (edadismo) no recibe la misma atención.

La inteligencia artificial discrimina a la gente mayor, según investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) que han estudiado cómo los algoritmos, que afectan a la vida cotidiana de muchas personas, reproducen estereotipos y prejuicios sobre las personas mayores.

«Los algoritmos suelen caer en decisiones discriminatorias y en invisibilizar colectivos», han alertado las investigadoras de la UOC Andrea Rosales y Mireia Fernández-Ardèvol, expertas ambas en personas mayores y TIC.

Según estas expertas, mientras que la discriminación por sexo, raza u orientación sexual está ampliamente documentada, la discriminación por edad (edadismo) no recibe la misma atención.

«En muchos estudios no hay un control suficiente de la demografía de la muestra, se aplican ideas estereotipadas sobre el uso de las TIC en algunos colectivos, como en el caso de los ancianos, o hay limitaciones técnicas en los sistemas de medida que analizan variables», ha enumerado Fernández-Ardèvol.

Según esta investigadora, «en el grupo de población europea de 65 a 74 años el crecimiento del uso de la nuevas tecnologías de la información ha sido del 53% en los últimos 5 años».

Sin embargo, los sistemas inteligentes siguen proyectando tendencias basadas en criterios de uso de las personas más jóvenes.

Rosales y Fernández-Ardèvol presentaron en el XXXVI Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, que finalizó la pasada semana en Barcelona, los resultados de un estudio que evidencia este tipo de estereotipos y prejuicios presentes en el análisis y la explotación de los datos masivos o big data.

Entre los ejemplos de discriminación están las plataformas digitales, por ejemplo Facebook, donde, aunque ahora ya se ha corregido, al principio los usuarios no podían declarar una edad de más de 80 años.

«Los diseñadores pensaron simplemente que una persona tan mayor nunca estaría interesada en usarla», ha indicado Fernández-Ardèvol, que es codirectora del grupo de investigación Communication Networks & Social Change (CNSC) del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC.

La publicidad online tampoco se suele ajustar a las necesidades de un usuario mayor ya que «cuando una persona se registra en una plataforma digital y no ha declarado el sexo o la edad previamente, los algoritmos acaban eligiendo y mostrando un tipo de publicidad desacertada», según el estudio.

«Muchas veces las predicciones de edad que hacen los sistemas inteligentes para adaptar los anuncios al usuario son erróneas, y puede pasar, por ejemplo, que una persona de 50 años le aparezca publicidad sobre pruebas de embarazo dirigida a personas de 30 años. Probablemente, esta publicidad no es relevante para esta persona e, incluso, puede ser molesta», ha advertido Rosales.

La invisibilización de este colectivo también se produce en las ‘start-ups’ y en empresas de innovación digital, que basan sus servicios en la Inteligencia Artificial.

«Los sistemas de inteligencia artificial que se utilizan para recoger datos y analizarlos muchas veces obvian a las personas mayores», según las investigadoras, que ponen como ejemplo cuando se investigan los usos de los espacios públicos de una ciudad y se analizan los datos de los móviles que tienen el wifi encendido.

Estos datos proporcionan desde el tiempo que las personas tardan en atravesar una calle por un semáforo hasta el tiempo que necesitan para subir las escaleras del metro.

Pero en el análisis de estos estudios no se tienen en cuenta minorías como las personas mayores que o bien no tienen wifi en el móvil o bien, si lo tienen, lo llevan siempre apagado, concluyen las investigadoras.

Fuente: Expansión

Alcorcón instala detectores de humo en viviendas de personas mayores y de discapacitados

AlcorconNo son obligatorios, como en otros paises europeos, pero los detectores de humo pueden salvar muchas vidas. Siete de cada diez victimas de incendios fallecen por inhalación de humo. El Ayuntamiento de Alcorcón ha puesto en marcha una iniciativa para colocar 250 aparatos en viviendas de personas mayores y de discapacitados.

El Ayuntamiento de Alcorcón, con la colaboración de Fundación Mapfre, la empresa EiElectronics y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), ha iniciado este lunes la instalación de 250 detectores de humo en sendas viviendas de personas mayores del municipio.

Los aparatos serán instalados por los bomberos de Alcorcón, quienes serán los encargados también de enseñar a los destinatarios -personas de avanzada edad que, como norma, viven solas- a usarlos correctamente, según destaca el Consistorio en una nota.

«La presencia de estos detectores de humo en los hogares reduce drásticamente los fallecimientos por inhalación de humo en casos de incendio», ha resaltado el alcalde David Pérez (PP), que esta mañana ha asistido a la instalación de uno de estos dispositivos en la vivienda de María, una vecina de Alcorcón de 80 años de edad. Pérez explica que el uso combinado de estos detectores de humos con dispositivos de teleasistencia «contribuye, de manera importante, a garantizar el bienestar y la seguridad de las personas».

Esta iniciativa ha sido posible gracias a la cesión de la Fundación Mapfre y la empresa EiElectronics de estos aparatos con motivo de la celebración en la ciudad de la Semana de la Prevención de Incendios, que tuvo lugar en noviembre de 2017.

«La ciudad es ejemplo de buen hacer a nivel de prevención de emergencias, además de ser una ciudad referencia en formación en prevención», ha resaltado el regidor, quien ha recordado que hace unos días el Consistorio presentó 16 nuevos desfibriladores con los que se han equipado los vehículos de Policía Municipal. Pérez sostiene que Alcorcón es una ciudad «pionera» en educación en Emergencias, una iniciativa en la que ya han participado «más de 6.000 escolares», además de formar a «colectivos de discapacidad» en las instalaciones con las que cuenta el Centro Unificado de Seguridad.

«Estos detectores son un ejemplo más de que la seguridad parte siempre de la prevención y de que esta no tiene que ser una asignatura pendiente para los vecinos de cualquier edad», añade el alcalde, quien también ha valorado el trabajo que desarrollan los Bomberos de Alcorcón.

Fuente: Telemadrid

Etiquetas
@dependencia2_0
Las noticias de Dependencia Social Media