Tecnología

Zaragoza acerca las TIC a las personas mayores y las hace más accesibles

Mayores-portal-web-municipal-zaragoza.es-20-4-18El nuevo portal de la sede electrónica municipal ‘www.zaragoza.es/mayores‘ acerca las nuevas tecnologías a las personas mayores y las hace más accesible y fáciles en su manejo.

Esta nueva herramienta informática la han presentado la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, y la concejal delegada de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, junto a varios usuarios de los centros de mayores de La Almozara, Delicias, Santa Isabel y Centro, que han participado de forma voluntaria en orientar sobre las mejoras a introducir.

Giner ha contado que es un proyecto europeo en el que las personas mayores han colaborado tanto en el contenido como en el diseño para que sea más accesible y amigable a las personas mayores. En declaraciones a los medios de comunicación, Broto ha indicado que este proyecto se encuadra dentro de la iniciativa de ‘rutas amigables» con la finalidad de que la ciudad sea más cercana con las personas que llegan a determinada edad y quieren mejores servicios.

Al respecto, Giner ha abundado en que las personas mayores también han colaborado en identificar los paseos para que sean más accesibles y luego los recomiendan a otra personas de la ciudad. Además, las mejoras de los caminos se han elevado a los presupuestos participativos.

«PERDER EL MIEDO»

«Se trata de incorporar a las personas mayores a las nuevas tecnologías y además contribuir a reducir la brecha digital y ayudando a perder el miedo a las TIC y consultar el portal de mayores que tiene las recomendaciones de los propios mayores como el tamaño de las letras y el contenido para que sea útil. Es un paso más para hacer la web y las nuevas tecnologías accesibles a las personas que las utilizan».

Giner ha añadido que es un ejemplo de cómo funciona un portal para personas mayores y en la UE lo han seleccionado como buena práctica por los resultados obtenidos». Se accede por el portal del Ayuntamiento y están colgada las rutas amigables y la información que han pedido ellos como las actividades de los centros de convivencia y otras que no son propias del Ayuntamiento como el acceso directo a la citas médicas o los viajes del Inserso.

También aparecen las preguntas más frecuentes para que se animen a utilizar las TIC porque es una forma muy sencilla para cualquier persona y «los mayores hacen de testeo para hacerla accesible a cualquier persona y sus recomendaciones se pueden incluir en otras webs que serán accesible a toda la ciudadanía», ha concluido Giner.

Fuente: 20 minutos

 

 

Orange e Ilunion lanzan ‘Serena’, un servicio de teleasistencia en movilidad para personas mayores

Serena-teleasistencia-OrangeOrange España e Ilunion Sociosanitario lanzarán el próximo 2 de abril «Serena», un servicio de atención para personas mayores que, por primera vez, combina todas las ventajas de las telecomunicaciones y la teleasistencia, tanto en casa como fuera de ella.

«Serena» permitirá que los usuarios (personas mayores y dependientes) puedan disfrutar de todos los servicios que ofrece la teleasistencia, así como de una atención cualificada e inmediata en caso de necesidad urgente, tanto en su domicilio como fuera de él, gracias a su dispositivo móvil y a la app desarrollada a tal efecto.

De esta forma, a través de «Serena», los usuarios tendrán un servicio de teleasistencia en movilidad en todo el ámbito nacional, las 24 horas del día, los 365 días del año, tan sólo accionando un botón, que estará disponible tanto en su terminal móvil como en la propia app.

Funcionalidades

Además de avisos de emergencias, la comunicación con personal cualificado experto en teleasistencia mediante chat, llamadas  de acompañamiento o geolocalización, los usuarios contarán con un sistema de notificaciones de agenda personal y familiar, como las relativas a la medicación, las citas médicas o los eventos familiares, entre otras.

Así, tanto el propio usuario del servicio como sus familiares tendrán la tranquilidad que supone un contacto con asistencia inmediata y especializada en todo momento, y atención constante a través de los servicios de los profesionales de Ilunion Sociosanitario. Todo ello a través de un servicio fácil de usar y gracias al cual los usuarios podrán sentirse más independientes y tranquilos.

15,90 euros al mes

«Serena» se podrá solicitar a través del teléfono 1470 de atención al cliente de Orange o en las tiendas de la operadora por sólo 15,90 euros al mes, sin costes de alta o instalación, sin permanencias y sin necesidad de otro terminal que el propio móvil del cliente, facilitando así una asistencia completa y especializada al alcance de todos.

El cliente podrá contratar el servicio en su modalidad «Esencial» (simplemente configurando el botón físico disponible en su terminal móvil tradicional de teclas asociado) o «Total» (a través de un smartphone con la app de «Serena»). En ambos casos, el precio es el mismo y el usuario únicamente deberá ser cliente de una tarifa móvil de contrato de Orange.

Atención inmediata y humana

«Serena» incluirá un servicio de atención inmediata ante situaciones de emergencia que precisen la movilización de los recursos públicos, privados y personales más adecuados.

También recibirán periódicamente llamadas de seguimiento y atención de personal experto de Ilunion Sociosanitario, que les ofrecerá información de interés, como recomendaciones de hábitos tanto físicos como alimenticios para mantener una vida saludable.

Por otro lado, «Serena» contará con un microsite dirigido a familiares de los usuarios, con un registro de las interacciones con el servicio de «Serena», un área para visualizar documentación de su interés particular, facturas y un espacio para ver los avisos que recibe el usuario.

TIAGo, un robot semihumanoide que cuida a personas mayores y ayuda en las tareas domésticas

tiago-robotLocalizar las llaves o el móvil, dar las pastillas a la hora que toca o monitorizar las constantes vitales y el estado físico son algunas de las capacidades de TIAGo, un robot semihumanoide desarrollado por la empresa PAL Robotics en Barcelona que se está ensayando en media docena de hogares europeos para ayudar a personas mayores.

Según explicó Francesco Ferro, director general de la empresa, establecida en Barcelona, el ensayo está teniendo “una “aceptación muy alta” entre las personas mayores que lo están probando. TIAGo acompaña a las personas enfermas o dependientes a las que avisa, por ejemplo, sobre la hora de tomar las pastillas y comer, recomienda los platos más saludables y también puede llevar objetos y monitorizar las constantes vitales de los ancianos, enumeró la directora de comunicación de la empresa, Judith Viladomat.

El robot también es capaz de detectar objetos previamente marcados con una etiqueta especial, como las llaves o el móvil, y asistir a la persona a la hora de acostarse, como arroparla o ayudarla a subir a la cama, todo ello “para preservar la dignidad de la persona”, afirma Viladomat. “El robot permite a las personas mayores permanecer más tiempo en casa” en vez de tener que ir a un centro o residencia ya que alarga, de media, entre 2 y 3 años el tiempo de su autonomía, asegura Ferro.

En un evento del ciclo Human Hardware, organizado por Mazda Space en Barcelona, Ferro y Viladomat mostraron cómo funciona TIAGo y destacaron su “capacidad de interacción” con respecto a otros robots. TIAGo es un robot colaborativo, por lo que es “seguro, robusto y flexible” y “se adapta a diferentes tareas que puede desarrollar conjuntamente con un humano”, según Ferro. El usuario también puede enseñar al robot a desarrollar nuevas funciones porque es “muy fácil de programar ya que uno de los objetivos es que todo el mundo sea capaz de utilizarlo”, según sus creadores.

El precio de TIAGo varia entre los 20.000 y los 60.000 euros en función de sus componentes, pero Ferro subraya que “hay que bajar el precio de los robots para que todo el mundo pueda tener uno en casa”. “TIAGo nació bajo este concepto (según Ferro) ya que está previsto que la población mayor de 60 años se duplique en los próximos años en Europa”, uno de los motivos por los cuales la Unión Europea da fondos a los proyectos de robótica orientados a las tareas de cuidados.

Según Ferro, todos los hogares podrán tener un robot dentro de “tres y cinco años”. PAL Robotics apuesta por los robots semihumanoides, “con apariencia de máquina pero con rasgos fácilmente identificables por nosotros, como ojos o manos”, aclara Viladomat.

Fuente: El Ideal Gallego

Nuevo envase alimentario con válvula para microondas que permite la conservación hasta 12 meses sin refrigeración

foto2• Permite que productos preparados de larga duración, salsas o potitos, conserven sus propiedades a temperatura ambiente, totalmente esterilizado y listo para ser cocinados directamente en el microondas.

• Es fruto del trabajo de investigación y desarrollo tecnológico realizado durante dos años en el marco del proyecto GoldenFood, y en el que han colaborado SP Group, AINIA y Grupo SADA.

SP Group, empresa especializada en envases flexibles, rígidos y semirígidos ha conseguido, en el marco de los trabajos del proyecto Goldenfood, un importante avance para facilitar el consumo de alimentos saludables a las personas mayores. Tomando como partida el envase VSteam Bag, desde el departamento de I+D+i se han realizado mejoras técnicas para lograr que, además de ser posible su congelación a altas temperaturas, también pueda realizarse la pasteurización y esterilización del producto desde fábrica, para su posterior cocción en el microondas.

Desde el punto de vista de un consumidor senior, este envase hace más cómoda la gestión del alimento, ya que permite que productos de larga duración como salsas o potitos conserven sus propiedades a temperatura ambiente y estén listos para ser cocinados directamente en el microondas.

De esta manera se cumplen con todas las garantías de salud y seguridad alimentaria, ya que los test realizados a la bolsa VSteam Esterilizable garantizan que un envase soporte la pasteurización y esterilización del producto en autoclaves industriales a una temperatura de 121 grados, sin riesgo de roturas o pérdidas (bajo condiciones controladas).

Esta mejora responde a la demanda, cada vez mayor por parte de los consumidores de la tercera edad, de productos alimenticios que puedan ser cocinados directamente en el microondas, de una manera fácil y sencilla. Hasta ahora, gracias a la bolsa VSteam era posible congelar el producto a muy bajas temperaturas para luego cocinarlo sin riesgo de posibles salpicaduras, pero con esta innovación, se garantiza la total esterilización del alimento, evitándose gérmenes y toxinas, alargando su durabilidad.

En este avance el grupo ha colaborado con AINIA Centro Tecnológico, así como con Grupo SADA, fabricante de alimentos, realizándose pruebas tanto en las instalaciones piloto de AINIA, como a nivel industrial en las instalaciones de SADA.

Para María de Guía Blanco, responsable del Proyecto GoldenFood de SP Group: “La misión de nuestra política de I+D+i es aportar soluciones innovadoras a las empresas usuarias de nuestros envases y al consumidor, que les faciliten la vida y se la hagan más cómoda. En este sentido, con las mejoras en el envase VSteam Esterilizable, hemos conseguido dar una solución finalista a la tendencia del “Convenience Food”; tendencia que ya ocupa un tercer puesto en los indicadores de innovación alimentaria europea: Proporciona simplicidad de uso, ahorro de tiempo y esfuerzo tanto en la fabricación como en el cocinado posterior en el hogar, facilitando el consumo del producto”.

“Si bien conseguir un envase flexible, con válvula de apertura, seguro y sin roturas durante el proceso de esterilización, cómodo y de fácil manejo para el consumidor parecía un enigma irresoluble, la combinación de materiales y el estudio de esfuerzo nos ha permitido dar respuesta a todas las partes”, apunta Pedro Zomeño, especialista en tecnologías de envase y responsable del proyecto en AINIA Centro Tecnológico

“La experiencia de consumo cada vez está más personalizada. El segmento de las personas mayores de 65 años es para nosotros clave, tengamos en cuenta que en 2020 el 30% de la población de la UE será mayor de 65 años y nuestra intención, al formar parte del proyecto Goldenfood, es diseñar y desarrollar alimentos nutricionalmente equilibrados, atractivos, cómodos y fáciles de manipular y específicos para las particularidades de este segmento de la población. Enmarcado en este objetivo, colaborar en el desarrollo de este nuevo envase con SP Group y AINIA ha sido muy enriquecedor, porque nos ha permitido definir las características y que el resultado final sea un envase que responde a nuestras elevadas exigencias de seguridad alimentaria y de calidad nutricional, permitiendo una esterilización del producto ya preparado para consumo, y consiguiendo dar respuesta en el lineal a esta necesidad del segmento de personas mayores de fácil manejo y preparación”, explica Manuel Ángel Gómez, responsable de desarrollo de nuevos productos de Grupo SADA.

Claves del envase “convenience” enfocado a los consumidores senior

Para los responsables de este avance, las claves del envase convenience enfocado a los consumidores senior pasan por:

  • Gusto por las recetas tradicionales. El consumidor senior busca ante todo la calidad a través de productos cuya elaboración esté basada en la tradición. Recetas que utilizan productos saludables e ingredientes naturales, totalmente reconocibles y preparadas sin aditivos químicos.
  •  Cocina de microondas o recetas listas para calentar. Recetas tradicionales y caseras sí, pero sin la necesidad de ensuciarse en su preparación. “Calentar y listo” para comer es un valor en alza.
  •  Fácil de manejar y con visibilidad. Con la edad llegan las limitaciones físicas, movilidad y visión reducida necesitan de envases de fácil manejo, fácil apertura y fácil identificación del producto, donde lo ideal es que el contenido pueda verse a través del envase.
  •  Coste de embalaje: No están dispuestos a pagar un coste extra, si no muestran beneficios claros.

Resultados enmarcados en el proyecto GoldenFood

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), a través del programa Feder Interconecta, apoyó en 2015 la ejecución del proyecto GOLDENFOOD «Diseño y desarrollo de alimentos nutricionalmente equilibrados, atractivos y cómodos/fáciles de manipular específicos para la tercera y la cuarta edad», liderado por Destilaciones Bordas Chinchurreta y que cuenta con la participación de las empresas La Aurora, Grupo SADA, Fepamic y SP Group. En el mismo también colabora AINIA Centro Tecnológico en diferentes líneas de actuación.

SOCIALCARE, un proyecto innovador para mejorar la calidad de vida de las personas mayores en sus hogares

pareja mayoresWorldline Iberia participa en SOCIALCARE, un proyecto innovador para mejorar la calidad de vida de las personas mayores en sus hogares, mediante el uso de sensores. En colaboración con un consorcio de socios europeos, y con el soporte del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital dentro del marco del programa europeo Active and Assisted Living Program (AAL), SOCIALCARE es nuevo paradigma en los sistemas de cuidados y bienestar, en el que voluntarios, cuidadores informales y proveedores de servicios cuentan con las más avanzadas tecnologías para trabajar conjuntamente y apoyar la gestión individual de la vida independiente de las personas mayores en sus hogares.

El proyecto SOCIALCARE nace con el propósito de ayudar a las comunidades auto gestionadas de personas mayores que, con sus familiares, vecinos, y cuidadores, se organizan para disponer de servicios de bienestar y cuidado de su salud. Para ello, SOCIALCARE dispone de un conjunto de directrices, mejores prácticas y herramientas tecnológicas enfocadas a facilitar su interacción social, el seguimiento de la salud y bienestar, y fomentar la adquisición de nuevos conocimientos en materias que sean de su interés.

De hecho, son estas comunidades locales las que van a poder prestar un más amplio apoyo a las personas mayores en el momento en el que más lo necesitan, cuando son más frágiles y tienen una mayor necesidad de atención. El proyecto se basa en la idea de que son precisamente las propias personas mayores y las comunidades a su alrededor las que mejor saben cuáles son sus problemas, y por tanto son también quienes pueden dar con las soluciones que resulten más eficientes a nivel local. Por tanto, las personas mayores son usuarios del sistema, pero al mismo tiempo son también voluntarios y ciudadanos en su comunidad.

La salud es lo primero

El proyecto SOCIALCARE está trabajando directamente con diversas comunidades de prestación de servicios sociales a personas mayores para conocer de primera mano sus principales preocupaciones y los servicios más demandados. De esta forma se ha podido constatar que la principal prioridad son los servicios relacionados con la salud, en particular, y en este orden, la detección de caídas, la petición de ayuda y la gestión de la medicación.

Además de estos servicios, se encuentran otros de carácter social, como información sobre eventos a los que puedan asistir o actividades y voluntariados en los que puedan participar.

Asistencia personalizada

Sin embargo, la realidad es que apenas existen en el mercado soluciones asequibles que permitan realizar un seguimiento de los parámetros personales de salud en su propia casa y de forma no intrusiva, por ejemplo mediante la utilización de sensores portátiles de bajo coste (los denominados “wearables”), cuyo objetivo es realizar un seguimiento de aquellos parámetros que los profesionales de la salud hayan recomendado vigilar. La solución SOCIALCARE no solo realiza dicho seguimiento según las necesidades específicas de cada usuario, sino que incluye un sistema de gestión que permite avisar inmediatamente a los cuidadores de la persona mayor si se detecta cualquier tipo de anomalía que pueda indicar la existencia de una situación de riesgo para la salud.

Según Antoni Paradell, Responsable de I+D del Centro de Competencias de Movilidad de Worldline: “La combinación de las tecnologías más avanzadas en el ámbito de IoT con los dispositivos móviles de última generación nos permite dar un salto cualitativo en los sistemas de atención remota de la salud, adaptándonos a las necesidades específicas de cada paciente”.

SOCIALCARE en acción

La solución SOCIALCARE ya ha iniciado su andadura mediante su implantación en comunidades de los Países Bajos y de Austria, obteniendo un alto grado de aceptación en estas comunidades. Esta gran acogida se ha visto favorecida por la filosofía de desarrollo ágil de SOCIALCARE, que permite la rápida adopción de las sugerencias que realizan las propias comunidades, redundando en un beneficio mutuo. Otro aspecto clave que ha contribuido al éxito de la solución ha sido el cuidado extremo que se ha prestado a la usabilidad de la solución desarrollada, considerando las necesidades y restricciones propias de las personas mayores como usuarios principales de las aplicaciones.

Fuente: Worldline

Aidbot nacido para ayudar y cuidar a personas mayores

aidbotUna firma viguesa crea un robot para acompañar a personas mayores.

La principal línea de negocio de Ledisson es la programación de robots. Entre otras muchas, trabaja para las principales compañías de automoción del mundo, desde Mercedes a Porsche pasando por PSA o Volkswagen. La americana Tesla ha sido la última en rendirse al talento de sus profesionales, cuya edad media no supera los 25 años. «Sí, un grupo de chavales de Vigo y su entorno están en California programado las líneas de producción de los nuevos modelos de la marca», afirma el director de desarrollo de negocio, Francisco Calvo, que añade que tienen un segundo equipo en Finlandia, en este caso trabajando para el nuevo Clase A de Mercedes que se presentaba ayer.

Pero Ledisson también trabaja en interno, sin responder a demandas de terceros. Es en este contexto en el que se ha embarcado en el desarrollo de un robot ideado para acompañar a las personas mayores y, llegado el caso, ser la voz que advierta a los familiares o a los médicos que ha sufrido una caída, un desvanecimiento, una súbita subida de tensión…

Francisco Calvo explica que la idea surgió hace unos meses, tras asistir a un encuentro en el que participan también empresas especializadas en atención a ancianos. «Pensamos que podríamos dar respuesta no solo a algunos de los problemas que plantaban, sino a la dura realidad, cada vez más habitual, de personas que mueren solas sin que nadie se entere hasta días más tarde».

Así fue como surgió el embrión de Aidbot. Es el nombre con el que han bautizado al robot que están desarrollando, cuyo prototipo pretenden que vea la luz en verano. El proyecto va tomando forma de la mano de dos centros gerontológicos, el vigués Atendo y el pontevedrés Saraiva, ambos especializados en ofrecer cuidados personalizados. «Su experiencia es muy valiosa porque conocen muy bien las necesidades de los abuelos», señala Calvo.

Así, por ejemplo, en el caso de las residencias Aidbot puede ser un valioso aliado como vigilante. «Normalmente, hay una o varias personas que recorrer las distintas plantas y estancias periódicamente para comprobar que todo está bien. Es una tarea que puede hacer el robot, y como estará dotado de cámara y altavoces, podrá desde dar conversación a los mayores hasta hacer sonar la canción que les gusta».

Otra utilidad importante serán las terapias. Calvo explica que puede ser muy útil en caso de alzheimer porque proporcionará refuerzos tanto visuales como auditivos a los pacientes, a los que obligará a hacer los ejercicios que se programen.

La utilidad en casa, sobre todo para las personas que viven solas, no será menor. El hecho de estar conectado a Internet y disponer de cámara y micrófono permite interactuar en cualquier momento. Dispondrá además de reconocimiento facial. «Podrá desde reproducir las películas o canciones que nos gusten a decir qué tiempo hará pasando por recordarnos que es la hora de tomar tal o cual pastilla o que hemos dejado el fuego de la cocina encendido», señala Calvo. Aunque lo más importante, añade, es que permite estar en todo momento conectados con la familia o con el médico. Podrán estar monitorizados, y como el robot te sigue por la casa, alerta si se produce cualquier problema. «El botón de emergencia conecta directamente. No hace falta pulsarlo».

Una misión no menor de Aidbot será proporcionar compañía. Como se puede programar a demanda, puede compartir paseos con el usuario mientras conversan, ya que responde a casi cualquier pregunta. Lo que ya se sabe es que no será un producto barato.

Desarrollan una plataforma para interconectar todos los autómatas de cualquier fábrica

Las mentes de los 50 jóvenes profesionales que integran la plantilla de Ledisson están en constante ebullición. Uno de los últimos proyectos en los que se han embarcado es en el desarrollo de una plataforma que interconecte todos los robots de cualquier fábrica. El director de I+D+i de la empresa, Hugo Barreiro, es el ideólogo de la iniciativa que saben de antemano que se va a recibir con los brazos abiertos.

Las empresas de automoción, sus principales clientes aunque no los únicos, trabajan con autómatas no solo de diferentes fabricantes sino de diferentes generaciones y, por tanto, cada uno con su sistema propio. La plataforma diseñada por Ledisson permitirá que todos puedan estar conectados entre sí lo que, entre otras cosas, facilitará sobremanera el mantenimiento ahorrando tiempo y dinero, por no hablar del hecho de que permitirá alargar la vida de robots que se queden desactualizados. «Muchas empresas se sorprenden de lo que somos capaces de hacer», reconoce Hugo Barreiro.

Están especialmente enfrascados en el apartado de seguridad, vital en los entornos en los que han de convivir personas y máquinas. El proyecto es uno de los seleccionados en la última edición de la aceleradora de la automoción: Bussines Factory Auto. El objetivo es que antes de que remate el año la plataforma esté ya en fase de pruebas.

Los inicios de Ledisson se remontan al 2007, año en el que se constituye como una división de su empresas matriz especializada en robótica industrial. El pasado año superó los 2,5 millones de cifra de negocio.

Fuente: La Voz de Galicia

En València buscan a 750 personas mayores de 65 años para mejorar su autonomía dentro del proyecto Activage

Activage4Un total de 750 personas de más de 65 años participarán en el proyecto europeo Activage ‘Smart Living para envejecer mejor’, que está desarrollándose en nuestra ciudad desde hace un año de la mano de Las Naves.

El proyecto, en el que participan siete países europeos, entra ahora en fase de consecución del piloto.

A estas personas se les realizará un seguimiento de sus rutinas y vida diaria, instalando sensores que registrarán su actividad dentro y fuera de sus casas, con el objetivo de mejorar su autonomía y para que puedan continuar viviendo de manera autónoma.

Así, esta mañana el concejal de Innovación y Gestión del Conocimiento, Roberto Jaramillo, y la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de València, Consol Castillo, han presentado esta mañana la campaña de información y captación del proyecto Activage.

Esta iniciativa apuesta por el envejecimiento activo y tiene como meta el aumento de los años de vida saludable y autónoma de la ciudadanía, con impacto en la calidad de vida, el ahorro en el sistema de bienestar social y la generación de innovación local.

Con esos objetivos en el horizonte, Activage echa a andar en nuestra ciudad después de un año de diseño previo en el que se ha desarrollado la tecnología que se empleará y se han definido los perfiles de las personas usuarias.

En este proceso han trabajado los cinco socios que desarrollarán ahora también el proyecto piloto: Las Naves–Ayuntamiento de València, y las entidades Atenzia, Gesmed e Iniciativa Social Integral, -especializadas en teleasistencia, ayuda a domicilio y otros servicios sociosanitarios destinados a personas mayores- y Mysphera, desarrolladora de la tecnología del piloto.

Las 750 personas que participan en el proyecto tendrán que cumplir varios requisitos: ser mayores de 65 años y vivir solas o pasar gran parte de su día a día sin compañía.

Serán un total de 525 casas de València a las que se les instalará un equipo formado por 4 sensores detectores de presencia y ambientales, un detector de apertura de puertas y un dispositivo que recogerá la información de la actividad del usuario o usuaria.

La idea es que en combinación con el seguimiento de las rutinas fuera de la casa –a través de otro dispositivo portátil-, se conforme una atención continuada y se proporcione una idea de la actividad diaria.

Esta información la recibirá la persona designada como cuidador o cuidadora por la persona participante en el proyecto, y le llegará a través de una aplicación instalada a su móvil, pudiéndose así también configurar alertas y otras prestaciones.

Beneficios para usuarios y cuidadores

El piloto de Activage contempla la monitorización continuada tanto en la casa de la persona usuaria como fuera de ella, en el entorno vecinal y en la ciudad.

«El objetivo es promover la vida autónoma, identificando situaciones relevantes que puedan representar un riesgo, e informar tanto a los servicios profesionales como a las cuidadoras y cuidadores. Los sensores desplegados permitirán encontrar patrones de comportamiento habituales en una persona, e identificar desviaciones significativas que puedan representar la necesidad de la intervención temprana», ha explicado la concejala Consol Castillo.

Pero además Activage también aporta otras ventajas a las personas cuidadoras, «el proyecto garantiza tranquilidad, puesto que pueden hacer un seguimiento de sus mayores cuando están a solas», ha añadido Castillo.

Hay que remarcar, además, que se respetará estrictamente la intimidad de las personas mayores que participan en el proyecto y se garantizará la privacidad de los datos.

«Además, tenemos que reflexionar sobre los datos estadísticos del envejecimiento en la ciudad de València. Queremos que este proyecto sea también una medida preventiva para el futuro», ha recalcado la concejala.

Innovación social centrada en las personas

Por su parte, el concejal de Innovación, Roberto Jaramillo, ha destacado la línea de trabajo de este proyecto, «la cual se enmarca en el objetivo de convertir nuestra ciudad en una verdadera ‘Ciudad Inteligente’, donde la tecnología y la innovación estén al servicio de las personas. Queremos que las nuevas tecnologías tengan un uso social, que sean empleadas, como decíamos, para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, no sólo de las personas directamente participantes en el proyecto —que reciben mayores grados de autonomía y con las que también se trabaja para reducir la brecha digital existente—, sino también de sus personas cuidadoras, a las que se les da más tranquilidad».

Jaramillo avanza que la intención del gobierno municipal «es seguir desarrollando proyectos europeos en nuestra ciudad como éste, que tienen como objetivo nuclear y prioritario la mejora del día a día de las personas, atendiendo así los problemas reales de la ciudadanía y buscando al mismo tiempo soluciones innovadoras».

Campaña de comunicación

Las Naves ha comenzado una intensa campaña de comunicación del proyecto y de captación de las personas interesadas en participar en este piloto.

Podrán inscribirse a partir de hoy de diferentes maneras: a través del teléfono de Las Naves (96 391 04 77), del correo electrónico (activagevlc@lasnaves.com), rellenando la solicitud a través de la página web  www.activagevalencia.eu, -con un funcionamiento muy sencillo, y que ha sido creada expresamente para dar a conocer el proyecto-, o directamente a través del Servicio de Bienestar Social del Ayuntamiento de València (en el edificio de Tabacalera, patio A).

Tanto Jaramillo como Castillo han subrayado que a partir de hoy, toda la ciudadanía tendrá conocimiento de este proyecto. La información estará en la calle y se podrá ver en los MUPIS, en las líneas de autobuses, en las redes sociales, así como en centros de personas mayores, centros de salud, bibliotecas, mercados, sedes de la Universidad Popular, hospitales, etc. «Queremos que la campaña llegue a todo el mundo», han puntualizado.

Proyecto europeo

Activage cuenta con una dotación económica concedida por la Unión Europea de 25 millones de euros a la totalidad del proyecto, de los cuales 1,7 millones se asignarán a València para desarrollar el piloto.

Además de nuestra ciudad, participarán otros proyectos pilotos en Madrid, varias localidades de Galicia, y ciudades y regiones de Francia (Grenoble), Alemania (Ober-Ramstadt), Grecia (Attica, Grecia Central y la región de Macedonia), Italia (Emilia Romagna), Finlandia (Espoo, Tampere y Turku) y Reino Unido (Leeds).

El proyecto Activage es uno de los abanderados de la UE en materia de la aplicación de las nuevas tecnologías -conocidas como Internet de las Cosas- al envejecimiento activo.

Fuente: eldiario.es

«Lily» el reloj inteligente diseñado para ayudar a las personas mayores

Lily«Lily» es capaz de medir constantemente el estado de salud de una persona, y notificar a sus cuidadores o familiares con alertas que recuerdan la ingesta de medicamentos.

Actualmente los wearables se han desarrollado en diversas áreas para ayudar en tareas diarias, desde relojes inteligentes hasta bandas deportivas, incluso dispositivos para monitorear la ubicación de niños.

Ahora una nueva iniciativa francesa busca ayudar a las familias que deben cuidar a personas mayores que tengan algún tipo de enfermedad que les limite su independencia.

Así nace «Lily», un reloj diseñado para controlar no sólo la ubicación a través de una señal GPS, sino también signos vitales y, gracias a la integración con sensores inteligentes, también es posible crear ciertos hábitos en objetos de uso constante, como contenedores con medicamentos o comida.

El producto, que actualmente se encuentra sólo en Francia, espera ser distribuido de manera global próximamente de acuerdo a sus creadores.

A través de una aplicación disponible tanto para iOS como para Android, los familiares pueden conocer los signos vitales de la persona que utiliza el reloj, así como recibir notificaciones cuando el sensor detecta variaciones importantes en su estado de salud.

El reloj también está capacitado para detectar caídas, gracias a la inclusión de un giroscopio que detecta el movimiento brusco y los cambios inesperados de altura, generando también un aviso a los cuidadores o familiares que estén asociados al aparato.

Para el usuario, el reloj con una pantalla táctil entrega alertas y recordatorios según sus necesidades, ya sea para tomar medicamentos, comer o realizar ciertas rutinas.

Fuente: ELNUEVODIA.COM

 

 

La Junta de Andalucía incorpora dispositivos de detección de caídas en su servicio de teleasistencia avanzada

teleasistencia avanzada andaluciaLa teleasistencia avanzada de la Junta de Andalucía inicia la fase de pruebas de un nuevo dispositivo de detección de caída en el domicilio para personas en situación de dependencia moderada. Las personas usuarias seleccionadas para esta primera fase de prueba de este nuevo dispositivo son personas que viven solas y han tenido múltiples caídas desde principio de año.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha subrayado en declaraciones a Europa Press que «la teleasistencia de la Junta de Andalucía se consolida como un servicio de prevención de la dependencia». En lo que va de año 2017, se han recibido más de 12.500 llamadas de personas cuyo motivo era alertar de una caída sin daño grave aparente. En estos casos, las personas pulsan el botón de teleasistencia solicitando ayuda para ser levantada, bien porque esté sola o porque su acompañante no pueda levantarla.

Sánchez Rubio ha resaltado que «la novedad que incorpora este nuevo dispositivo de detección de caídas, que consiste en una pulsera no más grande que un reloj, es que emite una llamada al centro de atención de llamadas de teleasistencia en el momento de detectar una caída, sin necesidad de que la persona pulse el botón».

Ante estas situaciones, los profesionales que atienden este servicio las 24 horas los 365 días del año, se movilizan hasta localizar a un contacto con llave de la persona usuaria para que se desplace al domicilio y asista a la persona que ha sufrido la caída. En caso de no poder localizar a ningún contacto se daría aviso a los servicios de emergencia 112.

La titular de Igualdad y Políticas Sociales ha resaltado que «Andalucía está apostando por la teleasistencia avanzada que, además de todas las prestaciones que ya ofrece el Servicio Andaluz de Teleasistencia (atención directa y personalizada las 24 horas todos los días del año, respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, aviso a familiares, conversación y compañía, información sobre servicios sociales, recuerdo de actividades concretas,…), incluye una serie de apoyos tecnológicos complementarios dentro o fuera del domicilio».

«Con la teleasistencia avanzada, Andalucía apuesta por dispositivos que permiten la detección de situaciones de riesgo, como detectores de gas, humo o caídas, que se prevé superar la cifra de más de 50.000 en los próximos tres años», ha señalado Sánchez Rubio. A su vez, se facilita la atención fuera del domicilio con la utilización de dispositivos móviles y de localización, de los cuales se prevé contar con más de 20.000 dispositivos móviles en los próximos dos años.

La atención a las urgencias y emergencias sanitarias, las citas médicas y los consejos sanitarios se llevan a cabo desde el Servicio Andaluz de Teleasistencia a través de la integración entre la plataforma de teleasistencia con la del 061 y Salud Responde.

También hay que destacar la realización de campañas, programas o actividades de prevención de la dependencia y de promoción de la autonomía personal, con el fin de lograr hábitos de vida saludable que promocionen el envejecimiento activo, la convivencia y el autocuidado.

La consejera ha destacado que «la Junta también está trabajando en una teleasistencia adaptada para personas o colectivos con determinadas necesidades funcionales que le impidan el acceso al modelo convencional, mediante el uso de Smartphone/Tablet específico y una aplicación móvil de teleasistencia (app)».

Sánchez Rubio recuerda que Andalucía ha reclamado en repetidas ocasiones al Gobierno central que reconozca esta prestación recogida en el catálogo de prestaciones de la Ley de Dependencia, y por «la que debe a la Junta más de 18 millones de euros». «Lo más alarmante es que sí reconoce a nivel estadístico a las 28.000 personas beneficiarias de la teleasistencia avanzada en Andalucía, pero no abona el dinero correspondiente», ha finalizado.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetas
@dependencia2_0
Las noticias de Dependencia Social Media