Tecnología

Entrenadores virtuales ayudarán a los mayores a tener una vida más saludable

COUCH-promo-banner-3-e1508263223953Entrenadores virtuales ayudarán a personas mayores a participar en actividades físicas y mentales y les insistirán en la importancia de las actividades sociales y los buenos hábitos alimenticios, como si fueran sus «pepitos grillo», para inculcarles las claves de un estilo de vida saludable.

Esos entrenadores forman parte de un proyecto europeo que tiene como objetivo promover el envejecimiento saludable aprovechando los últimos avances en inteligencia artificial y realidad virtual.

La Universitat Politècnica de València, a través del grupo SABIEN-ITACA, es uno de los socios del proyecto europeo de Council of Coaches (COUCH), según ha informado esta institución.

La universidad desarrollará, junto con expertos de otros seis centros europeos y bajo la coordinación de la Universidad de Twente, un Consejo de entrenadores virtuales -«coaches»-.

Unos «avatares», como los integrantes del grupo lo llaman, «totalmente innovadores», que podrán interactuar con los usuarios, ofreciéndoles información de interés para ayudarles a llevar un estilo de vida saludable.

Cada entrenador, para una misma situación, ofrecerá una serie de diferentes recomendaciones, pautas y datos, pero huyendo de la imposición.

Según el coordinador del grupo SABIEN-ITACA de la Universitat Politècnica de Valencia, Vicente Traver, la clave es la información porque se quieren crear como tres «pepitos grillo» para cada usuario, con información detallada y recomendaciones, todo ello encaminado a mejorar el día a día de las personas mayores.

El enfoque de las informaciones y las recomendaciones se centra en darles a elegir y se rehuye del paternalismo y la imposición, según ha explicado Traver.

Cada entrenador estará especializado en un ámbito y en una situación determinada y ofrecerá a los usuarios, a través de sus móviles o tabletas, información detallada sobre salud y bienestar.

Pero, además, podrán interactuar discutiendo estos temas tanto con el usuario individualmente como entre ellos con la intención de inculcarles las claves de un estilo de vida saludable.

También los propios usuarios podrán solicitar una reunión de equipo con el consejo o un entrenador por separado en cualquier momento, cuando necesite motivación o ayuda.

Los usuarios que interactúen con sus entrenadores virtuales se beneficiarán más, pero incluso los usuarios pasivos que no participen activamente en las discusiones obtendrán información y mensajes motivacionales que podrían conducir a cambios de comportamiento «simplemente escuchando la discusión entre los entrenadores virtuales sobre su situación y su comportamiento», ha explicado el gerente de proyecto de RRD, Harm op den Akker.

La interacción entre los «avatares» y cada usuario se basa en el uso técnicas de inteligencia artificial y diferentes sensores que permiten monitorizar diferentes variables de los usuarios.

«Precisamente esta es nuestra principal aportación al proyecto; desarrollaremos una plataforma basada en nuestros resultados del proyecto universal que permitirá la recogida de información de los sensores y facilitará la relación con los entrenadores virtuales», ha apuntado el investigador del grupo SABIEN-ITACA Álvaro Fides.

El Consejo de Entrenadores se probará inicialmente con un grupo de personas mayores con diferentes problemas asociados a su edad; y posteriormente participará un grupo de usuarios con diabetes tipo 2 y dolor crónico.

El proyecto COUCH tiene una duración de tres años y está financiado por el programa europeo Horizon2020.

Junto a la Universidad del País Vasco y la Universidad de Twente, participan también el Roessingh Research and Development (RRD), el Danish Board of Technology Foundation (Dinamarca), la Pierre et Marie Curie University, Paris 6 (Francia), la University of Dundee (UK) e Innovation Sprint (Bélgica), han informado las fuentes.

Fuente: Diario de Navarra

Big Data, “wearables” e inteligencia artificial, un paso más para la personalización de los tratamientos al nuevo paciente digital

  • Mesa Redonda Foro Sanitas 2017La era digital, una oportunidad para centrar la salud en la persona
  • Más de 500 personas han acudido al Foro Sanitas 2017, donde se han reunido numerosos expertos de empresas e instituciones para reflexionar sobre el papel de los datos, la inteligencia artificial y un nuevo paciente más activo en el cuidado de su salud.
  • Especialistas en el campo sanitario y tecnológico debaten sobre cómo la tecnología puede lograr el máximo beneficio para el paciente y su salud.

El Big Data perfila una nueva y emergente medicina personalizada y predictiva, con resultados asombrosos. Desde esta afirmación y bajo el lema “La era digital: una oportunidad para centrar la salud en la persona”, Sanitas, compañía líder en salud y bienestar, ha celebrado el Foro Sanitas 2017 sobre el uso del Big Data, la inteligencia artificial y los nuevos dispositivos digitales en el cuidado de la salud de los pacientes y cómo la tecnología se está convirtiendo en un eslabón evolutivo exponencial en la salud, lo que crea un modelo de atención en el que el paciente no es solo el centro sino el protagonista activo.

El evento, que ha sido inaugurado por Iñaki Ereño, consejero delegado de la firma, ha reunido a más de 500 personas y ha contado con la participación de expertos de renombre de empresas e instituciones relativas al tratamiento de datos, como la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Durante su intervención, Ereño ha afirmado que “la digitalización salva vidas”. Así mismo, el CEO de Sanitas ha apuntado que “la digitalización está cambiando el modelo de relación entre el paciente y el doctor, nuestras estimaciones nos indican que para finales de 2018 el 25% de las consultas serán digitales por voz, chat o vídeo”.

Los ponentes participantes en el evento han analizado en detalle al paciente como fuente de datos activa y la importancia de la escucha para determinar el alcance del Big Data en esta nueva era de la medicina. Los datos cada día ofrecen un mayor número de posibilidades, tanto para los profesionales sanitarios como para los propios pacientes, quienes precisan de soluciones inmediatas y demuestran estar más interesados que nunca en el cuidado de su salud.

En este sentido, el responsable de analítica de la compañía, David González Pisano, ha explicado que “los pacientes somos una fuente de datos inagotable para hacer una nueva medicina”. En torno a esta afirmación ha girado la mesa redonda en la que ha participado Conrad Wolfram, director estratégico e internacional de Wolfram Research. El famoso matemático se ha centrado en la nueva era de la medicina y ha asegurado que “el desafío al que nos enfrentamos actualmente es hacer que la computación se ponga al servicio de la sociedad”.

Dentro del mismo grupo de debate Ignacio Hernández Medrano, neurólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ha expuesto que “no hay nada, ninguna infraestructura, que a diario genere tantos datos como un hospital. Todas las industrias se están convirtiendo en industrias de datos y la Sanidad no va ser menos”. Por su parte, Jorge Velázquez Moro, director de Tecnología y Transformación de Negocio de Sanitas Hospitales, ha hecho hincapié en el papel que están desempeñando los wearables en la extracción de estos datos y en el empoderamiento del paciente. “Con toda esta información, tenemos un camino muy interesante por recorrer en la mejora de la provisión de los servicios de la salud”, ha comentado.

La importancia de escuchar al paciente

La segunda mesa de debate también ha puesto el foco en el paciente. En este caso en la importancia de escuchar sus opiniones. Todos los intervinientes han resaltado el valor de la participación del paciente en las redes sociales, lo que conllevará una cultura asistencial más amplia e influyente, más participativa.

En este sentido, José Francisco Tomás Martínez, director ejecutivo médico de Sanitas, ha destacado que “la relación médico paciente va a cambiar para enriquecerse”. Para Francisco de Paula Rodríguez Perera, profesor de gestión sanitaria en ESADE y director de estrategia de Medtronic, “la decisión médica compartida entre el médico y el paciente mejora la calidad asistencial”.

En lo relativo a este enriquecimiento de la relación médico- paciente gracias a la mayor disponibilidad de información, Miguel Ángel Máñez Ortiz, economista de la unidad de gestión del conocimiento de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha recalcado que “la salud es mucho más que tecnología, hospitales o profesionales sanitarios, es todo nuestro entorno”.

En relación a la posición de Sanitas ante este nuevo entorno, David Gracia, director general de Marketing y Transformación Digital de Sanitas, ha señalado “que en la salud el factor humano es lo más importante. Hay otros sectores que se basan en transacciones, pero el nuestro se basa en relaciones”. Por esto Gracia ha apuntado que “la transformación digital en Sanitas es escuchar de forma activa desde toda la organización, actuar para dar respuestas y después medir por micromomentos los resultados para seguir adaptándonos a las necesidades de los pacientes”.

Por último, Domingo Marzal Martín, director de Innovación y Estrategia Médica Digital de Sanitas, ha cerrado la jornada solicitando un mayor avance en materia de datos aplicados a la medicina, pues “la asistencia médica del futuro aún no existe, pero el paciente sí”.

Para más información acerca del evento no duden en consultar la página web del Foro Sanitas 2017, donde también se encuentran los vídeos completos de las intervenciones.

Investigadores españoles trabajan en un asistente virtual para personas mayores

Inés TorresEl grupo de investigación Speech Interactive Research Group de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU lidera el proyecto europeo ‘Horizon 2020 Empathic’, que busca desarrollar un ‘coach virtual’ para personas mayores con el objetivo de «prolongar la independencia y hábitos saludables» en este colectivo, según ha explicado la universidad vasca.

Este asistente, además de recordar a las personas mayores las tareas o actividades que pueden realizar, será capaz de detectar cambios en el estado emocional de las personas a través de alteraciones en el tono de voz o en los gestos de la cara, y «podrá actuar en consecuencia de forma totalmente automática».

La UPV/EHU ha explicado que el proyecto responde al «reto social» que la Unión Europea ha planteado y que consiste en «mantener a las personas mayores independientes, con una vida saludable, el mayor tiempo posible».

Un consorcio internacional, coordinado por el grupo de investigadores Speech Interactive Research Group del Departamento de Electrónica y Electricidad de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, trabaja en este proyecto ‘Empathic’, que propone diseñar y desarrollar «un asistente o coach de salud, totalmente autónomo, que interactúe con las personas mayores, y les ayude a mantener una vida independiente, en los tres pilares principales: la alimentación, la vida social y el ejercicio físico», ha explicado la responsable del proyecto, María Inés Torres.

El producto final que se pretende conseguir será «un avatar, que funcione en tablets, televisores, ordenadores, teléfonos móviles, que mediante sensores, micrófonos y cámaras, pueda mantener diálogos con las personas usuarias».

«Las personas tendrán alguien que les habla, que les recuerda cosas, que les propone actividades. Por ejemplo, si esa persona tiene un hijo en Londres, el sistema puede saber si su hijo está conectado a Skype, y le puede proponer establecer una llamada con él», ha detallado Torres.

El asistente está dirigido a personas mayores de unos 65 años, no dependientes, que «puedan prolongar su independencia». Además de funcionar «como recordatorio», la interacción permitirá al sistema detectar cambios en la conducta de las personas, así como cambios en su estado de ánimo, mediante la detección de cambios en el tono de voz, en la expresión e incluso en el ojo.

«Cuando haya percibido estos cambios, responderá de la misma forma que lo haría un coach, y mediante el diálogo, intentar corregir esa situación», ha detallado la investigadora. De este modo, si el sistema detectara que la persona no ha salido de casa en los últimos días, podría «sugerirle hacer alguna actividad de su gusto, como ir a un concierto, y para ello llamar a alguna amistad y coger las entradas».

Torres ha reconocido que el objetivo planteado «es muy ambicioso», teniendo en cuenta «el gran número de disciplinas» que tienen que trabajar conjuntamente y el reto que supone «acercar posturas, y hablar todos el mismo idioma».

Entre las «mayores dificultades» a las que se enfrenta el proyecto, se encuentra «traducir los objetivos de salud a modelos matemáticos para que la tecnología funcione». En este marco, profesionales de Osatek aportarán la experiencia adquirida a lo largo de seis años de gestión servicio público de teleasistencia betiON y profesionales de Osakidetza proporcionarán conocimiento sobre las necesidades en salud de las personas mayores.

En la parte tecnológica, por otro lado, se deberán desarrollar tecnologías y sistemas para responder a todas las funciones del asistente, entre ellas interactuar con las personas, el reconocimiento automático del habla, la síntesis de voz y los sistemas de diálogo, los sistema para detectar cambios emocionales a través de la señal de voz, el reconocimiento facial y la detección de los cambios emocionales en la expresión de la cara, la detección de cambios emocionales en el ojo.

Además, se crearán tres grupos con personas voluntarias a las que va dirigido el producto, para que evalúen los avances. Uno de ellos estará integrado por personas mayores que acuden a diferentes tipos de cursos, otro de personas usuarias de servicios de teleasistencia, y otro de pacientes seleccionado por los facultativos médicos.

Fuente: La Vanguardia

El CEU y la Fundación Vodafone ofrecen formación gratuita a personas mayores sobre internet y TIC

mayores-en-la-redEl CEU y la Fundación Vodafone España ofrecen formación gratuita sobre internet y las TIC para personas mayores a través del programa ‘Acercando las TIC a los mayores’, que incluye la organización de cursos gratuitos de informática, redes sociales e internet, así como varios seminarios sobre nuevas tecnologías, según han comunicado ambas entidades.

El objetivo del programa, que ofrece un total de 650 becas, es facilitar el acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación a las personas mayores, y contará además con cursos en función del nivel del usuario, aplicaciones como WhatsApp, E-books y el uso de diferentes dispositivos electrónicos en distintas actividades de la vida cotidiana.

Según los impulsores del proyecto, la edad no es un impedimento para iniciarse en la utilización de las nuevas tecnologías y afirman que los mayores consiguen suplir la facilidad innata de los jóvenes, gracias a su madurez personal. Desde que se pusiera en marcha el programa, hace seis ediciones, ya han sido más de 4.800 los adultos que se han introducido en las TICs.

Fuente: La Vanguardia

«Internet de las cosas» será fundamental para garantizar el bienestar de los mayores

internet_cosas_iot-2-684x388Macarena Espinilla Estévez, doctora en Informática y responsable de diseño de inteligencia ambiental del centro de estudios avanzados en tecnologías de la información de la Universidad de Jaén, ha señalado que la tendencia de «Internet de las cosas» tiene «una aplicación útil en el bienestar de las personas» a través de la «instalación de sensores y dispositivos en las viviendas».

La especialista, que dirige el curso ‘Internet de las cosas para mejorar la dependencia en el envejecimiento’ en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza (Jaén), ha indicado que «estos dispositivos se puedan ubicar en el entorno» y «capturar el comportamiento de las personas que residen en esos espacios» para así «realizar un procesamiento de la información y acometer una actuación en el ambiente para mejorar su calidad de vida».

Aunque se puede aplicar en principio a la calidad de vida de las personas en general, el curso hace incidencia en las personas mayores dado que «la población está envejeciendo y el número de personas que tienen hijos es cada vez menor», por lo que la idea es «acercar a los familiares a sus personas mayores, ya sea porque por tiempo o distancia no pueden tener un contacto asiduo con ellos». Esta herramienta «brinda un abanico amplio de posibilidades para monitorizar su estado de salud y ver si han sufrido alguna caída», por ejemplo.

Macarena Espinilla ha señalado igualmente «la necesidad de adaptar las estructuras dado el envejecimiento de la población» pues «no habrá tantos profesionales de la salud para tanta gente mayor», por lo que «con estos dispositivos un médico que ahora sigue a cinco pacientes en un futuro podrá monitorizar a cien, por ejemplo» y dada la aplicación de la tecnología «este seguimiento será más real, profundo y preciso».

Explicaciones prácticas

Entre los ejemplos prácticos ha destacado un acuerdo con la Consejería de Salud «que mide el ritmo cardiaco de personas que han sufrido algún problema cardiaco» y teniendo esto en cuenta «se le va indicando la intensidad del ejercicio que tiene que hacer para fortalecer su corazón».

También ha explicado un proyecto de la Universidad de Jaén que consiste en la «sensorización de un apartamento normal con muchos dispositivos de Internet de las cosas» que «se ocupan de recoger información para que se encuentren más agusto». De esta manera, «los dispositivos conocen cuál es el estado seguro de la casa, comprobando si todos los grifos están cerrados y todas las luces apagadas». A partir de esto, «hemos desarrollado una aplicación que avisa a las personas mayores al salir de casa si todo está correcto, y si no es así, el sistema le indica con una luz roja que debe comprobar algo en la vivienda», ha explicado.

Otros ejemplos son un dispensador «que da los medicamentos cuando los necesita la persona, para que así no se le olvide o no los tome dos veces por equivocación». Asimismo, la vivienda también puede ayudar a solucionar los trastornos del sueño, «poniendo luces tenues y música agradable» para que esa persona mayor pueda conciliar mejor el sueño, mientras que por la mañana «las luces se encienden de manera gradual y la música es armoniosa».

«A veces me pregunta que por qué el sistema no es lo suficientemente inteligente como para apagar las luces» pero lo que Espinilla Estévez explica es que «no se pretende suplantar a las personas sino ayudarles y que hagan un ejercicio a la hora de comprobar la casa».

El objetivo, por tanto, de Internet de las cosas «no es crear un súper dispositivo que lo tenga todo, sino que sean pequeños, que detecten y procesen la información y hagan una actuación en el ambiente para mejorar la calidad de vida de las personas» pero «con el propósito de ayudarlas, no de sustituirlas».

Fuente: IDEAL

Galicia es la comunidad con menor uso de Internet

graymarket-computadora• La falta de uso de nuevas tecnologías puede generar exclusión social
• Los expertos destacan los beneficios para la salud que puede suponer para los mayores el uso de las TIC

Según el último estudio del INE sobre Equipamientos y Usos de Tecnologías, tres de cada diez gallegos no usa internet semanalmente, lo que convierte a Galicia en la comunidad con menor uso de la red.  Coincide que Galicia tiene además una de las pirámides poblacionales más envejecida del país, con un 30% de la población gallega mayor de 60 años. Estos datos hacen que en la comunidad se incremente el riesgo de sufrir un mayor grado de exclusión digital.

El envejecimiento progresivo de la población gallega así como la velocidad de los cambios tecnológicos están provocando que la comunidad se aleje del uso de internet. Sin embargo las TIC son aptas para todos los públicos. También para los 830.000 gallegos que tienen más de 60 años. De hecho, los expertos destacan el beneficio que puede generar en los mayores un habitual uso de dispositivos electrónicos e internet. “Existen aplicaciones destinadas a facilitar sus tareas cotidianas. Otras permiten rehabilitar funciones alteradas en las personas que sufren deterioro cognitivo. Las hay que contribuyen a mejorar la autoestima, a disfrutar de un envejecimiento activo y a estimular a nivel neuronal”, explica el Dr. David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial.

Más allá de esto, los mayores pueden ayudarse de las nuevas tecnologías para mejorar sus habilidades sociales y cultivar relaciones interpersonales. Además, las pueden emplear para trabajar la movilidad, la coordinación, el equilibrio, la fuerza, la atención, la memoria o la concentración.

Todo un catálogo de virtudes que ha llevado a Sanitas a acercar  a los 219 mayores de sus Centros Residenciales de Vigo y A Coruña el proyecto “Comunicando a todo color”. El objetivo es que sus residentes pierdan el miedo, la falta de motivación y las inseguridades y se lancen a disfrutar de las ventajas de utilizar las nuevas tecnologías e internet en su día a día.

Durante el tiempo que dura el proyecto, se han celebrado talleres en los que los mayores han empleado la mensajería instantánea (whatsapp) para contactar con amigos. Además han sido los protagonistas de algunas grabaciones multimedia (podcasts) y conocieron nuevas formas de comunicación por  texto, voz y vídeo basadas en internet (Skype) con las que han entrado en contacto con otros centros residenciales.

 

 

Usuarios de teleasistencia de Vélez con demencias podrán contar con un GPS para facilitar su localización

Velez MalagaEl Ayuntamiento del municipio malagueño de Vélez-Málaga, a través del servicio de teleasistencia, ofrecerá a los usuarios que cuenten con alguna alteración cognitiva, alzheimer y otras demencias la posibilidad de contar con un dispositivo de localización GPS que permita su localización.

El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y la concejala de Bienestar Social e Igualdad, Zoila Martín, presentaron los aparatos que facilitan la localización de la persona en caso de desorientación y que estará conectado durante 24 horas con la central de emergencias.

El regidor veleño ha resaltado que a través de los últimos avances tecnológicos se mejora la calidad de vida de las personas, «se garantiza la seguridad y tranquilidad tanto de los usuarios de teleasistencia como de sus familiares, que permita una rápida respuesta en una situación de urgencia».

La concejala de Bienestar Social e Igualdad ha destacado la «importante mejora» que supone para los vecinos y que en este caso garantiza la seguridad tanto dentro del domicilio como fuera de él, «permitiendo que haya un control permanente de la personas usuarias».

Este servicio se presta a través del dispositivo portátil que se denomina MIMOV, suministrado por la concesionaria del servicio Clece, que el usuario pueda llevar consigo fuera del domicilio, y que funciona como un teléfono móvil de uso sencillo, con cuatro teclas, y que permite que las alarmas lleguen a la central de emergencias.

El aparato es de tamaño inferior a un teléfono móvil y de peso ligero, que se puede guardar dentro de un bolsillo o colgado al cuello. Permite que se puedan recibir llamadas así como ser localizado a través de GPS, a pesar de que no se haya establecido ninguna llamada. También contempla la posibilidad de establecer áreas seguras o inseguras, alertas de superación de velocidad, inactividad o caídas y avisa en caso de estar con la batería baja. Dicho terminal se adapta en función de las características y necesidad de la persona, pudiéndose limitar su uso únicamente a la geolocalización si el usuario, por su capacidad cognitiva, no puede darle otro manejo.

Para acceder a este servicio complementario se debe ser usuario del servicio de teleasistencia municipal, solicitándolo según el procedimiento en Servicio Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, presentando documentación de la situación económica y familiar, informe médico sobre la demencia o deterioro cognitivo; y que dada la situación física pueda haber un riesgo constatable de desorientación de la persona.

La Unidad de Trabajo Social de referencia emitirá informe donde se valorará la situación económica, familiar y redes de apoyo del usuario así como la pertinencia del dispositivo, que complemente los cuidados que recibe que la persona de su entorno familiar.

Fuente: 20 minutos

Inteligencia artificial para reconocimiento de personas y actividades a través de redes wifi

Red-wifi-oculta-añadir-0La inteligencia artificial (IA) es la inteligencia expuesta por máquinas. Una máquina inteligente que percibe su entorno y lleva a cabo acciones que maximicen las posibilidades de éxito con algún objetivo o tarea. Se aplica cuando una máquina imita las funciones cognitivas que los humanos asocian con otras mentes humanas, como puede ser aprender o resolver problemas.

Y una de las primeras aplicaciones de movimiento inteligente a través de redes Wi-Fi existentes en el hogar o en el entorno profesional es la que ofrece Aerial Technologies

Esta tecnología ofrece una gran variedad de utilidades con dispositivos disponibles en un hogar inteligente que mejoran la comodidad y calidad de vida de los consumidores, tales como el reconocimiento de presencia y detección de movimientos, detección de intrusión en el hogar, optimización energética a través de la climatización inteligente, servicios de monitorización de salud y cuidado de personas mayores, entre otras.

La tecnología de Aerial, que ya ha sido evaluada por importantes operadores de telecomunicaciones en varios proyectos piloto, será ofrecida, sin necesidad de nuevas inversiones, en las redes Wi-Fi existentes. El software emplea distorsiones en las señales Wi-Fi en el hogar para detectar movimientos y presencia y reconocer a personas y actividades, algo muy útil para aplicaciones de seguridad y bienestar

Aerial es una compañía de software que utiliza señales de Wi-Fi ya existentes e inteligencia artificial con aprendizaje automático basado en tecnología en la nube para detectar presencia y movimientos. Cuando las personas, mascotas y objetos inorgánicos se mueven en las redes Wi-Fi presentes en domicilios y oficinas, provocan, de una forma previsible, distorsiones e interrupciones en esas señales. Aerial procesa esas distorsiones para añadir contexto y significado al movimiento, lo que permite reconocer la presencia, movimiento, actividad e identidad. El software de Aerial puede ser implantado en prácticamente cualquier equipamiento o dispositivo de red Wi-Fi y no requiere complementos o sensores de ningún tipo para su funcionamiento. La tecnología de Aerial fue creada por Michel Allegue, vicepresidente de tecnología, basándose en la propiedad intelectual proveniente de McGill University y Rutgers University y Steven’s Institute of Technology.

Aerial Technologies ha cerrado una ronda de financiación de 2,25 millones de dólares para acelerar la comercialización de su interfaz inteligente de movimiento para Wi-Fi doméstico. Esta financiación será convertible en acciones, co-liderada por Fonds InnovExports y el exitoso emprendedor e inversor Jean-François Grenon.

Sus Inversores estratégicos son Kibo Ventures (Fondo de Capital Riesgo centrado en inversiones en compañías digitales poco maduras.) ,Venture Capital español que tiene al Grupo Telefónica como uno de sus principales inversores; Wayra, parte de la red de innovación abierta de Telefónica Open Future_; y Quebecor Group, compañía de comunicación canadiense. También han participadoinversores afiliados de TandemLaunch, la aceleradora de Montreal que inicialmente apoyó y aceleró Aerial. Un inversor semilla y una incubadora enfocada a crear startups tecnológicas poco maduras en colaboración con universidades globales y emprendedores de clase mundial.

Fuente: CincoDías

Zacarías, un pequeño prototipo de robot asistencial diseñado para mejorar la calidad de vida de personas mayores

Su nombre es Zacarías, es un pequeño prototipo de robot asistencial y ha sido diseñado para intentar mejorar la calidad de vida de personas mayores que como Aggeliki viven solas en sus casas.

¿Cómo y hasta qué punto es esto posible?

Aggeliki tiene 68 años.

Vive sola en su casa de Patras, en el oeste de Grecia y empieza a padecer artrosis.
Es una de las voluntarias que forma parte de un proyecto de investigación europeo que intenta ayudar a personas mayores como ella.

“El equipo de científicos me comentó que el robot grabaría mis movimientos durante todo el día para prevenir una caída o enfermedad”.

Ahora lo que se está haciendo es comprobar que el robot sea totalmente autónomo, que puede controlar la velocidad a la que andan y la destreza con la que se mueven los ancianos.

Si se produce algún tipo de información sospechosa se envía directamente al médico o la familia. Además está equipado con aparatos muy sofisticados.

Román Navarro, ingeniero en robótica en Robotnik, comenta: « Tiene un sensor 2D láser que utiliza para crear un mapa del entorno que más tarde se utiliza para localizarse. Tiene también dos cámaras, una frontal que también es un sensor 3D y una cámara posterior que la utilizamos para poder detectar a la persona cuando está siguiendo al robot”.

Los científicos quieren integrar el robot en entornos de casas inteligentes, equipadas con sensores.    Los retos a los que se enfrenta para garantizar la autonomía y eficiencia son importantes.

Christos Panagiotoy, ingeniero informático en Esda Lab.

“El robot se está moviendo continuamente por la casa del usuario, es muy dinámico, no es estático. Porque una casa es un lugar dinámico: las cosas se mueven, los muebles cambian de posición, hay obstáculos grandes y pequeños y además también hay que contar con el movimiento de las personas”

En Atenas los investigadores trabajan en buscar la manera de mejorar lo que ellos llaman “tecnología de la percepción” del robot, para hacerlo lo más funcional y discreto posible”.

Pero no solo eso. Vangelis Karkaletsis, ingeniero informático en NCSR, comenta:

« Estamos hablando de desarrollar un robot de bajo coste. Además queremos que se adapte a los diferentes entornos de cada casa o a hogares inteligentes. También queremos que el robot sea fácil de utilizar para que las personas aprendan rápido a manejarlo”.

Los cuidadores están teniendo un papel importante en las pruebas que se están llevando a cabo para ver si este aparato es útil para los pacientes.

Elen Reppa, enfermera, dice:

“Como enfermera creo que las nuevas tecnologías relacionadas con la asistencia sanitaria pueden ser de gran ayuda para las personas mayores que padecen enfermedades como el alzheimer o la esclerosis múltiple, porque se pueden grabar todos sus movimientos diarios. Los médicos podrán comparar las grabaciones del pasado con las del presente y así comprobar como está evolucionando al enfermedad y la rapidez con la que se desarrolla”.

Fuente: euronews.

Etiquetas
@dependencia2_0

📌En España el #dolor crónico afecta a aproximadamente el 18% de la población. 📌Se estima que el coste económico que supone el dolor crónico en España es del 2,5% del PIB, aproximadamente unos 16.000 millones de euros. Vía @DolorPuntoCom Más datos👇 dolor.com/es-es/para-sus… pic.twitter.com/ziVfgnEMP4

Las noticias de Dependencia Social Media